Biología

Inicio Biología celular, Bioquímica Proteínas del complejo Mayor de Histocompatibilidad Clase II

Proteínas del complejo Mayor de Histocompatibilidad Clase II

Publicado por Ramón Contreras

El complejo mayor de Histocompatibilidad es el sistema que tiene el cuerpo de un animal para reconocer cuando está siendo atacado. Los linfocitos T son un tipo celular encargado de reconocer pequeñas moléculas (péptidos) extraños. Todas las células del cuerpo tienen glicoproteínas de membrana del CMH. Existen dos tipos de proteínas que pueden presentar, las de la clase I que son generadas por la gran mayoría de tipos celulares nucleados del organismo y las del tipo II que solo son generadas por tipos celulares concretos y que suelen tener bajas concentraciones de proteínas CMH en su superficie. Puedes leer más sobre las de clase I en su propio artículo aquí (próximamente).

Las células que tienen los CMH clase II están relacionados con procesos de reconocimiento del sistema inmune. Mientras que la clase I sirve para que las células sanas sean reconocidas como sanas principalmente, los de la clase II tienen un papel más activo dentro del sistema inmune. Además, mientras que las de clase I utilizan péptidos extraídos del interior de la célula para “mostrar” a los linfocitos T que son células sanas, los de clase II recogen péptidos del exterior de la célula. Los fagocitos, macrófagos, linfocitos B o células dendríticas que presentarán el CMH II tienen primero que fagocitar o introducir en vesículas las partículas extrañas (entradas por una herida o de bacterias o virus que no están dentro de las células). Después éstas serán llevadas a los lisosomas para su degradación. Una vez separados los péptidos se unirán a la glicoproteína que ya podrá colocarse en la membrana celular para ser reconocido por un linfocito T. En ocasiones las células normales pueden presentar moléculas de CMH II para reforzar la actividad de los linfocitos activados por CMH I.

Todos los genes del CMH están codificados en el cromosoma 6 en humanos. La región más cercana al telómero incluye los genes de la clase I, mientras que los genes de la clase II se agrupan cerca del centrómero. En esta región encontramos los siguientes genes “clásicos”: HLA-DR, HLA-DQ, HLA-DP, que presentarán péptidos a linfocitos T CD4+. Además, los genes HLA-DM, y HLA-DO daran lugar a inmunoglobulinas que no se encontrarán en la membrana celular, sino que actuarán dentro de la célula ayudando a cargar a los “clásicos” estos genes sintetizarán proteínas que se encontrarán en la membrana de los lisosomas encargados de trocear las proteínas exteriores, cogerán estos péptidos y los transferirán a las cadenas alfa 1 y beta 1 delas que sí irán al exterior de la célula.

Las cadenas que forman darán lugar a unas inmunoglobulinas que tendrán una estructura de este tipo una vez en el exterior de la célula: membrana celular-región transmembrana-beta2-beta1-alfa1-alfa2-región transmembrana. Los dominios 1 están enfrentados y entre ellos (alfa1 y beta 1) se encontrará el lugar de reconocimiento de péptidos (que tendrán un tamaño aproximado de 15 aminoácidos). El linfocito T reconocerá la cadena beta 2.

Además de estos genes entre la región I y II incluye otros genes que contribuirán al funcionamiento correcto de la respuesta inmune. Esta región intermedia incluye genes de respuesta inflamatoria o proteínas del complejo que actúan en otros niveles de la respuesta inmune.

Categorías: Biología celular, Bioquímica