Biología

Inicio Bioquímica, Ecología ¿Hay Vida en Venus?

¿Hay Vida en Venus?

Publicado por Ramón Contreras

La astrobiología es una ciencia deductiva y predictiva apasionante que intenta encontrarlas bases mismas de la vida. Plantearse si hay o si puede existir vida en otros planetas no es algo del siglo XXI. Sin embargo, encontrar las pruebas definitivas sobre estas posibilidades sí que está siendo algo del siglo XXI. En el siglo XIX, exactamente en 1870, el astrónomo Richard Proctor fue el primero en especular con la posibilidad de la existencia de vida en el vecino Venus. Tuvieron que pasar casi ochenta años para que se comprobase que las temperaturas de la superficie del planeta vecino son de unos 400 grados centígrados, haciendo que sea imposible la vida tal y como la conocemos en la Tierra, mayoritariamente.

Existen bacterias que se han adaptado a vivir en ambientes extremos, los extremófilos. Se cree que estos organismos podrían vivir allí. Sin embargo, como hemos dicho se han adaptado, es decir que han tenido que ir preparándose para este clima durante millones de generaciones. Esto no choca con la vida en Venus. De hecho, se cree que cuando el sistema solar era más joven, hace unos millones de años, el Sol tenía una fuerza de un 60% de la actual. En esas condiciones el planeta con las condiciones que denominamos idóneas para la vida sería Venus y no la Tierra. En aquellos momento Venus contaba con una temperatura moderada, mares de agua líquida en su superficie y una energía lumínica tolerable. Si la vida se creó en Venus entonces, antes que en la Tierra, la cuestión sería saber si habrían conseguido adaptarse a tiempo a los cambios acontecidos en el planeta.

En la actualidad no solo las temperaturas del planeta serían un impedimento para la vida. Por un lado tenemos que la presión atmosférica n la superficie del planeta es de unas 90 atmósferas terrestres. Al cambio terrestre sería como si a nivel del mar tuviéramos la sensación de tener mil metros de agua sobre nosotros. Pero eso no es todo, la atmósfera actual de Venus está formada por gases de ácido sulfúrico H2SO4, oxido de azufre SO2, y dióxido de carbono CO2. Además, no es solo la letalidad de estos gases lo qe causaría la muerte de casi cualquier ser vivo de la tierra. Estos gases han formado una capa (similar a la que en la tierra forma el ozono) que produce efecto invernadero. Así como el ozono previene la entrada de luz ultravioleta y mantiene parte de la energia del Sol en la tierra por el efecto invernadero pasa lo mismo con la capa de ácido sulfúrico en Venus. Solo que el efecto es mucho mas pronunciado, y en parte es responsable de los casi 500 grados de temperatura que se alcanzan.

Visto que en la superficie rocosa venusiana no es muy probable que sobreviva un ser vivo se ha especulado que la vida podría llevarse en suspensión en las capas altas de la atmósfera, donde el efecto invernadero y la presión es menor. De hecho, el ácido sulfúrico y el óxido de azufre son dos gases que reaccionan entre sí normalmente, por lo que no deberían coexistir. La conclusión que se asumió es que algo los estaba generando constantemente. A esto se suma que en una atmósfera como la venusiana se esperaba encontrar gran cantidad de monóxido de carbono CO, pero lo que se encuentra es CO2. Estos dos hecho químicos llevaron a creer que “algo” con un metabolísmo completamente desconocido en la tierra estaba generando estos compuestos. Sin embargo, es posible que las condiciones físicas y químicas del planeta permita la existencia de estos compuestos que en la Tierra no pueden existir de forma espontánea.

Si te ha gustado este articulo especulativo sobre la vida en Venus puedes leer el que le dedicamos a Mercurio aquí (próximamente) o lo que se sabe sobre la fosfina encontrada en venus que podría formarse por seres vivos aquí (próximamente).

Categorías: Bioquímica, Ecología