Biología

Inicio Biología Molecular Un nuevo sistema CRISPR que destruye la célula en lugar del virus para salvar a la colonia

Un nuevo sistema CRISPR que destruye la célula en lugar del virus para salvar a la colonia

Publicado por Ramón Contreras

El sistema CRISPR-Cas9 ha sido extensamente comentado. En un sistema de defensa bacteriano que es capaz de reconocer el ARN de un virus y atacarlo, generando cortes en regiones específicas del material genético para evitar la infección. Para ello usa el propio material genético del virus como señal para empezar a actuar y como molde para realizar los cortes. Recientemente se ha concedido el premio Nobel a dos investigadoras por la aplicación de este sistema bacteriano a sistemas humanos (puedes leer más sobre ello aquí). Gracias a él se pretende reconocer secuencias concretas de ADN o ARN y posteriormente introducir secuencias nuevas. La potencialidad de está técnica reside en la capacidad que tiene de encontrar secuencias específicas dependiendo del ARN con el que configuramos Cas9.Potencialmente puede suponer una medicina personalizada para cada enfermedad en cada persona concreta.

Las tijeras del ADN, así se apodó al sistema CRISPR

Existen muchas proteínas Cas que están siendo estudiadas. La 9 funciona especialmente bien en humanos y se está empleando en el laboratorio para estudios de alteraciones genéticas. El sistema de CRISPR-Cas ha sido descrito como una especie de sistema inmune de procariotas. Gracias a él las bacterias y las arqueas pueden enfrentarse a los virus que las atacan. Se calcula que aproximadamente el 85% de las arqueas y el 50% de las bacterias cuentan con este tipo de sistemas.

Dos artículos recién publicados en la prestigiosa revista científica Nature exploran las capacidades de Cas12a2. Esta Cas presente también en bacterias actúa de una manera diferente a la 9. Cas12a2 necesita una secuencia de ARN de señal, este aspecto es igual que Cas9 y en los seres vivos que la presentan también es activado por material genético de virus. La diferencia es que mientras que Cas9 activa al sistema CRISPR para atacar el material genético, ya sea ADN o ARN, de el virus invasor, Cas12a2 es mucho más inespecífico. En esta ocasión las tijeras moleculares no cortaran sólo el material del virus sino que cortaran cualquier material genético que se encuentren, tanto ADN como ARN, y ya sea del virus o incluso de la propia bacteria.

Esta nueva Casa, la 12a2, no sólo acaba con el virus sino que en realidad su objetivo es cortar completamente el ADN de la bacteria infectada. Esta estrategia solo se entiende desde el punto de vista de la colonia y no del individuo. La bacteria cuando percibe que ha sido invadida por un virus en lugar de defenderse decide acabar consigo misma para impedir que el virus se expanda, use su maquinaria para replicarse, y tenga ocasión de atacar a nuevas bacterias de la colonia.

Para los humanos las implicaciones de este tipo de sistemas pueden ser extrañas, la muerte del individuo para que sobreviva la colonia. Pero a nivel celular tiene múltiples aplicaciones de interés. Desde la detección rápida de infecciones víricas hasta el tratamiento de células cancerosas. Si pudiéramos introducir este sistema CRISPR-Cas12a2 dentro de las células cancerosas y activarlo exclusivamente en ellas tendríamos una forma extraordinaria para luchar contra los tumores, el cáncer y cualquier afección que afecte a tipos celulares concretos que pueden ser reemplazados posteriormente.