Biología

Inicio Anatomía humana Aducción y Abducción Horizontal en la articulación glenohumeral

Aducción y Abducción Horizontal en la articulación glenohumeral

Publicado por Pablo Morales

Los músculos anteriores a la articulación, incluyendo ambas porciones del pectoral mayor, las fibras anteriores del deltoides y el coracobranquial, producen aducción horizontal, con el auxilio de la porción corta del bíceps branquial. Los músculos posteriores al eje articular afectan la abducción horizontal.

Los principales abductores horizontales son la porción media y posterior del deltoides, el Infra espinoso y el redondo menor, con el auxilio del redondo mayor es del gran dorsal. Los principales aductores y abductores horizontales se muestran en las ilustraciones que siguen:

Abducción y aducción horizontales

Abducción y aducción horizontales del fémur ocurren cuando la cadera está  a 90 grados de flexión, con el fémur en abducción o en aducción. Estas acciones requieren el movimiento simultáneo y coordinado de varios músculos. Es necesario que haya tensión en los flexores de la cadera para la elevación del fémur.

Los abductores de la cadera pueden, entonces, producir la abducción horizontal y, a partir de esta posición, los aductores de la cadera pueden producir la aducción horizontal.

Los músculos ubicados en la cara posterior de la cadera son más efectivos como abductores  y aductores horizontales  que los músculos de la cara  anterior, porque los primeros se estiran cuando el fémur está  a 90 grados de flexión, mientras que la tensión en los músculos anteriores generalmente disminuye con el fémur en esta posición.

Ligamentos de la columna

Los ligamentos contribuyen para la estabilidad de los segmentos motores. Los ligamentos longitudinales anterior y posterior, que se extienden desde la base del cráneo hasta el sacro, unen los cuerpos vertebrales. El ligamento Sutra espinoso recorre todo el largo de la columna, conectando todos los procesos espinosos. Estos ligamentos del cuello, debido a su importancia. Vértebras adyacentes tienen conexiones adicionales entre los procesos ínter espinosos, ínter transverso y amarillo.

Otro ligamento importante,  el ligamento amarillo, conecta los pedículos de las vértebras adyacentes. Aunque muchos ligamentos espinales estén compuestos por fibras colágenas que permite poco estiramiento, el ligamento amarillo contiene una gran proporción de fibras elásticas que aumentan  de largo, cuando estiradas, durante la flexión de la columna y se acortan durante la extensión. La elasticidad del ligamento es suficiente para mantenerlo bajo tensión, aún cuando la columna está  en posición anatómica, aumentando así la estabilidad de la columna. Esta tensión cría una leve y constante comprensión en los discos intervertebrales, llamada de pre estrés. Los ligamentos de la columna están mostrados en la ilustración:

Movimientos de la columna

Como una unidad, la columna permite movimientos en los tres planos del espacio. El movimiento entre vértebras adyacentes, sin embargo, es pequeño y los movimientos de la columna siempre envuelven algunos segmentos motores. Las direcciones y los arcos de movimiento de los segmentos motores individuales difieren  de acuerdo con las resistencias anatómicas en las respectivas regiones vertebrales. El arco de movimiento de la columna está  relacionado con la edad, con una disminución de aproximadamente 50%  desde la adolescencia hasta la edad avanzada.

Categorías: Anatomía humana