Biología

Inicio Biología celular Características de la célula vegetal

Características de la célula vegetal

Publicado por Ramón Contreras

Que los vegetales son diferentes de los hongos, los animales o las bacterias es fácil comprobarlo. Basta con mirar su aspecto externo para ver las grandes diferencias que separan a estos reinos biológicos. Estas diferencias macroscópicas son debidas a las importantes diferencias que presentan cada uno de estos grupos de seres vivos en sus células. En este artículo nos centraremos en las células vegetales, aunque puedes leer las características de las células animales, aquí (próximamente).

Las células del parénquima tienen una gran vacuola que desplaza al resto de orgánulos a la periferia de la célula.

Las células del parénquima tienen una gran vacuola que desplaza al resto de orgánulos a la periferia de la célula.

Los vegetales, al igual que los animales y los hongos son eucariotas. Por lo que una de las características comunes de estos grupos y que los diferencia de las bacterias y Arqueas es, principalmente, la presencia del núcleo. Además estos grupos de eucariotas comparten otro orgánulo exclusivo las mitocondrias. Puedes leer más sobre las diferencias entre eucariotas y procariotas aquí (próximamente).

Al igual que en los animales, existen varios tipos de células vegetales, dependiendo del órgano al que pertenezcan. Sin embargo, cuando se hace referencia a una célula vegetal, se suele coger como modelo una célula del parénquima de una planta vascular.La diferencia más visible entre hongos, animales y vegetales es que estos últimos presentan un orgánulo indispensable para su modo de vida, los cloroplastos. Estos orgánulos son los encargados de la transformación de energía lumínica, procedente del sol, en energía bioquímica aprovechable por el vegetal para llevar a cabo todas sus funciones.

Los cloroplastos descienden evolutivamente de las cianobacterias. Que fueron fagocitadas por eucariotas que no llegaron a digerirlas. A esta teoría se le denomina Teoría endosimbionte y existen numerosas pruebas de ella, desde las varias capas de membranas que recubren los cloroplastos o el ADN propio que contienen (similar al de las cianobacterias). Lee más sobre esta Teoría aquí (próximamente).

Sin embargo, existen otras características de las células vegetales. Al contrario que las células de animales las células vegetales, de hongos y bacterias presentan una pared celular externa que impide la entrada excesiva de líquido. Esta característica es causa de una evolución convergente, desde diferentes antepasados, para afrontar la vida sésil. La pared celular de los vegetales (plantas y algas) es la única que está compuesta de fibras de celulosa, un polisacárido capaz de formar filamentos que interaccionan formando una red gracias a la acción de la hemicelulosa, unos carbohidratos no fibrilares. Lee más sobre la pared celular de las plantas en su artículo aquí (próximamente).

Además el interior de las células vegetales está ocupado casi completamente por la vacuola. Un orgánulo de almacenaje de sustancias diversas. En el que se llevan a cabo procesos de degradación y almacenaje de sustancias de desecho.

Finalmente, las células vegetales deben, al igual que el resto de células de los organismos pluricelulares, interaccionar unas con otras. Pero en el caso de los vegetales la pared celular se interpone entre las células. Para permitir el contacto, las células vegetales presentan plasmodesmos. Éstos son evaginaciones del citoplasma que atraviesan la pared celular y entrando en contacto con otras células adyacentes. Los plasmodesmos se forman ya durante la división celular, manteniendo el contacto entre células del mismo linaje. A través de los plasmodesmos pueden viajar iones y moléculas de pequeño tamaño, menores de 1 KDa.

Categorías: Biología celular