Biología

Inicio Anatomía animal Fosa poplítea

Fosa poplítea

Publicado por Pablo Morales

La fosa poplítea, también llamada hueco poplíteo, es la zona deprimida que se encuentra justo detrás de la rodilla. Su forma es aproximadamente romboidal, o forma de diamante. Esta fosa está presente en el humano y también en la pierna de muchos animales.

POPLITEA

Cuando la rodilla está flexionada o semiflexionada, la fosa poplítea se hace más evidente.

Los límites de la fosa están formados por músculos, tendones y tejidos aponeuróticos, como se detalla a continuación:

-          Pared superior externa: está dada por el músculo bíceps crural.

-          Parad superior interna: músculos semitendinoso, semimembranoso, músculo sartorio y recto interno.

-          La pared inferior está formada por los músculos gemelos interno y externo.

-           La pared anterior está dada por el músculo poplíteo y el fémur.

-          La pared posterior, justo bajo la piel, detrás de la rodilla, está formada por la aponeurosis de la región y tegumentos.

El techo de la fosa está formado, desde fuera hacia dentro por; la piel, la fascia superficial conteniendo la vena safena, y varios nervios, y la fascia profunda o fascia poplítea.

El piso de la fosa está formado por la superficie poplítea del fémur, la cápsula de la articulación de la rodilla, el ligamento poplíteo oblicuo y la fascia que cubre el músculo poplíteo.

En el interior de la fosa podemos encontrar: el nervio ciático en la zona más cera de la piel, que accede al interior de la fosa a través del ángulo del “techo” de la misma.  Ya dentro de ella, el nervio se ramifica, dividiéndose en el nervio tibial y en el nervio peroneo. A continuación del nervio, desde afuera hacia dentro, encontraremos la vena poplítea.  Más adentro, a continuación, encontramos la arteria poplítea, que se encuentra apoyada sobre el hueso.

El músculo poplíteo es corto, de forma aplanada y triangular. Se encuentra en la parte posterior de la rodilla, dentro de la fosa poplítea. Se inserta en el cóndilo externo de la tibia,  en la cara posterior de la misma y en la línea oblicua de la tibia. Está inervado por el nervio ciático poplíteo interno, también llamado nervio tibial. Este músculo interviene en los movimientos de flexión y rotación de la pierna.

Las lesiones a nivel  de la fosa poplítea no son muy comunes, sin embargo, puede haber desagarro del tendón de los músculos correspondientes a esta zona, y también existen casos de tumores que se forman en la fosa poplítea. Antiguamente, ante la presencia de un tumor en esta zona, se optaba por amputar la pierna justo por encima de la rodilla. Con el mayor conocimiento de la anatomía de la zona, hoy en día existen técnicas alternativas, para retirar el tumor sin tener que amputar el miembro inferior.

En el caso de desgarro de  los músculos de esa zona, se recomienda reposo, y  aplicación de hielo, hasta que el dolor desaparezca. Luego, para fortalecer los músculos de la zona, se pueden realizar ejercicios colocando un lastre en el tobillo de la pierna afectada, y, estando tumbado boca abajo, flexionar la pierna lenta y suavemente, hasta que el pie toque el glúteo.

Categorías: Anatomía animal

Realizar un comentario