Biología

Inicio Técnicas en biología Lisis celular: cuando rompemos las membranas de las células para que exploten

Lisis celular: cuando rompemos las membranas de las células para que exploten

Publicado por Ramón Contreras

La lisis celular es un proceso de ruptura de la membrana y la pared de las células. Normalmente, una célula no sobrevive al lisado y su material se desparrama en el medio. Este proceso es una de las técnicas que emplean varios seres vivos para llevar a cabo la defensa o la reproducción.

El sistema del complemento (que ya hemos comentado aquí) lisa las células de las bacterias invasoras o la cápsula de los virus haciendo que les aparezcan poros en sus membranas o coberturas. Debido a esto, el agua del medio, menos concentrado, entra dentro de las células hasta hincharlas tanto que explotan. No es una muerte agradable, pero son invasores en el torrente sanguíneo y no hay cuartel para los atacantes en la naturaleza.

La membrana celular está formada principalmente por fosfolípidos, por lo que los detergentes romperán sus enlaces

Otro de los ejemplos de lisis celular lo llevan a cabo los virus. Cuando infectan una célula, los virus empezarán a reproducirse en su interior en gran número. Secuestrarán toda la maquinaria celular para hacer copias de sí mismos, tanto se darán que finalmente la célula reventará, se lisará, esparciendo su contenido en el medio. Esto provocará que los virus se liberen y con suerte lleguen a tocar otras células que vivían adyacentes a la fenecida. Donde las dan las toman. Pero la lisis no tiene por qué ser una cosa tan mala. Algunos seres lisan sus células a posta para esparcir sus esporas. Esto pasa en hongos, levaduras y en algunos otros organismos microscópicos. En este caso, la célula que se lisa ya está preparada debidamente para ser eliminada y el agua entra en el interior de la célula a través de la pared que comparte con sus células vecinas.

En el laboratorio podemos hacer uso de varios compuestos químicos que tienen capacidad de desestructurar la membrana para lisarlas. Los detergentes serán los compuestos más frecuentes que emplearemos en un buffer o tampón de lisis. Los detergentes atacan a los lípidos rompiendo la unión débil que se establecen entre unos y otros. Las membranas de todos los seres vivos están formadas por fosfolípidos y, por lo tanto, se romperán cuando les pongamos jabones. Dentro de los detergentes de laboratorio que podemos emplear nombraremos a los más utilizados, el SDS y el CTAB, que aunque tenga un efecto similar, servirá no solo para romper las membranas celulares, sino que también romperá otros enlaces típicos de las paredes de plantas y hongos. Otro de los compuestos que suelen llevar los tampones de lisis típicamente usados en los laboratorios es el EDTA. El EDTA es un compuesto quelante, que secuestrará iones con dos cargas positivas, como Mg2+ o Ca2+, que en situaciones normales estabilizan estructuras y proteínas. Además, existen otros compuestos que lisan las células como los alcoholes o el agua oxigenada, pero en este caso usamos estos compuestos para esterilizar superficies.

Además de detergentes y compuestos quelantes, también se puede hacer lisis celular por concentración de sales. Un medio especialmente muy diluido hará que la célula entre constantemente agua, aunque muchos seres vivos tienen recursos para evitar lisarse de este modo (si no fuera así no habría seres acuáticos). Pero el caso contrario es más difícil, un medio muy salado causará dos cosas, la entrada masiva de solutos y la salida masiva de agua, que es prácticamente una lisis.