Biología

Inicio Microbiología, Patología Salmonella y Salmonelosis

Salmonella y Salmonelosis

Publicado por Pablo Morales

Las salmonellas son microorganismos que están largamente diseminados en la naturaleza, habitando el tubo digestivo de mamíferos, aves, reptiles. Se encuentran clasificadas entre las enterobacterias en la tribu salmonelleae, donde participan los géneros salmonella, citrobacter y Arizona.

Se trata de bacilos Gram-negativos, midiendo de 2 a 4 micras por 0,5 micrones, móviles (hacen excepción a la salmonella gallinaarum y a la salmonella pollorum), de crecimiento fácil en los medio de cultura de uso rutinario, definidos por características bioquímicas comunes: no fermentan a la lactosa y sacarosa, no fluidifican la gelatina y con excepción de la salmonella Typhi y de la salmonella gallinarum – fermentan glucosa con producción de gas. No crecen en presencia de KCN, reducen nitratos a nitritos y casi todos los serotipos producen H2S.

Si bien que poseen potentes endoxinas (que corresponden al antigeno somático O), las salmonellas no producen exotoxinas. Son destruidas por la pasterización y cuando son expuestas durante quince a veinte minutos a temperaturas de 60º C; Sin embargo, conservan el poder infectante en hielo durante muchos meses y se mantienen vivas durante varias semanas en aguas esterilizadas.

En la falta de competición biológica con otros microorganismos, conservan su viabilidad durante un periodo mas prolongado en las aguas puras que en las contaminadas. No soportan coloración y la exposición directa a los rayos solares por más de ocho horas, pero resisten bien a la desecación y a la exposición a la luz indirecta.

Basándonos en el estudio de los antígenos somáticos (O y Vi) y flagelares (H) realizado con anti-sueros específicos, ya se identificaron, según Wilson & Miles (1975), cerca de 2000 sorotipos (impropiamente denominados especies) de salmonellas distribuidos en diversos grupos (A,B,C,D,E,etc). En el esquema de Kauffmann-White (clasificación elaborada a partir del conocimiento de estructura antigénica de los sorotipos.

De estos sorotipos menos de 40 son comprobadamente patogénicos para la especie humana, por lo tanto, dosis pequeñas (inocuas para los adultos) de otras salmonelas son patogénicas para niños.

La infección por salmonella es determinada casi siempre por intermedio de ingestión de alimentos contaminados con heces. Huevos ( de pata, pavos, gallinas ,etc.), carne ( de puerco, de vaca, de oveja) y derivados, además de la leche y de sus derivados, constituyen las fuentes mas comunes de infección.

En los adultos la mayoría de las infecciones causadas se relacionan con animales. En los lactantes predomina la transmisión a partir de portadores (madre, enfermeros, médicos, etc.), O la infección cruzada en guarderías, enfermerías, etc.

La gastroenteritis es el más común de los síndromes causados por la salmonella. La Salmonela Typhimurium, patogénica para numerosos animales ( los roedores merece una mención especial).

El periodo de incubación de gastroenteritis por salmonella varia de 6 a 48 horas, pero generalmente no ultrapasa las 24 horas (fiebre, dolor abdominal, nauseas, vómitos, diarrea y anorexia)

En todas las forma de infección por salmonella, los gérmenes penetran por vía oral, pudiendo causar tanto, infecciones clínicas como sub-clínicas. Las salmonelas pueden producir tres tipos principales de enfermedad, aunque se mezclan las formas con frecuencia.

Categorías: Microbiología, Patología