Biología

Inicio Microbiología Anton van Leeuwenhoe, uno de los padres de la microbiología

Anton van Leeuwenhoe, uno de los padres de la microbiología

Publicado por Ramón Contreras

Anton van Leeuwenhoek (pronunciado lewenhuk) es uno de los padres fundadores de la microbiología y todas las ciencias derivadas del uso del microscopio, como la histología, entomología y la citología. Nació en Holanda en 1632 y estudió y se dedicó profesionalmente al comercio de telas. Teniendo la ciencia como un pasatiempo. A la edad de 48 años se afilió a la prestigiosa Royal Society londinense, cabeza de la ciencia mundial por aquel entonces, con la que ya había tenido numerosos intercambios postales a pesar de no saber nada de inglés, ni tener preparación científica alguna. En Ámsterdam aprendió bajo la tutela de Jan Swammerdam, entomólogo neerlandés.

Entre sus descripciones y dibujos se encuentran el esperma de humanos, conejos y perros.

Durante su aprendizaje como mercader de telas en Ámsterdam vio su primera lupa, de tres aumentos, que usaban los mercaderes de su sector. Se cree que este fue el inicio de lo que sería la carrera técnica de Leeuwenhoek para la creación de sus propios microscopios y las observaciones que haría con ellos a posteriori. Este comerciante de telas, a raíz de mejorar la lupa que se empleaba en su oficio aprendió a soplar y pulir vidrio para la fabricación de lentes. Fabricó más de 500 lentes y 350 microscopios, principalmente de dos lentes, aunque algunos llegaron a tener tres lentes, llegando hasta los 200 aumentos (el de mayor resolución amplia 247 veces). Además fabricó microscopios para conocidos científicos de su época. Tan solo una decena de estos microscopios han perdurado hasta nuestros días. Al no compartir con nadie sus técnicas de pulimiento del vidrio la ciencia tuvo que esperar hasta 1950 para que alguien consiguiera una resolución de potencia similar.

Entre sus descripciones y dibujos se encuentran el esperma de humanos, conejos y perros.
Las primeras descripciones microscópicas presentadas a la Society londinense fueron las descripciones de un aguijón de abeja y la estructura microscópica del moho en 1673. Pero fue en 1674 cuando observando al microscopio muestras del lago cercano a su ciudad de Delft fue el primer humano en observar tanto bacterias como eucariotas microscópicos. Durante la década siguiente la correspondencia de Leeuwenhoek con la sociedad londinense muestra las descripciones cerca de una docena de especies diferentes de ambos grupos de seres vivos, la mayoría de ellos se pueden catalogar basándose en las descripciones que hace. Curiosamente en sus cartas incluye el testimonio de otras 8 personas, con carreras académicas y religiosas para respaldar su credibilidad de haber encontrado formas de vida tan pequeñas. Durante la misma época Robert Hooke, otro de los padres de la microbiología, publica su tratado al respecto Micrographia y que apoyaría en 1677 las observaciones del neerlandés.

Finalmente la contribución de Leeuwenhoek en contra de la generación espontánea es remarcable. Pues fue el primero en describir los espermatozoides, hipotetizando que estos eran la semilla que contenían los testículos y que eran el principio de la reproducción de los mamíferos.

Leeuwenhoek observó al microscopio gran cantidad de animales diferentes, tanto pulgas y piojos, de los que hace largas descripciones y reconoce las larvas de piojo dentro de las hembras. Leeuwenhoek básicamente observa y describe todo lo que ve. Plumas de aves, pelos y piel de mamíferos, capilares y sistemas nerviosos de anfibios, escamas de peces, etc. Además tiene descripciones de otros muchos campos de la vida, sin un plan aparente. Tiene descripciones botánicas, químicas y físicas.

Categorías: Microbiología