Biología

Inicio Inmunología Alergias de otoño

Alergias de otoño

Publicado por Ramón Contreras

Las alergias son reacciones del sistema inmune a ciertos estímulos que en condiciones normales no deberían causar respuesta de nuestras defensas. Las alergias primaverales están causadas por la suelta masiva de polen a la atmósfera de cientos de especies vegetales. Normalmente ya solo la saturación del ambiente puede ya causar una reacción similar a una alergia. Congestión nasal, que acaba llegando hasta los ojos y dolor de cabeza. Este estado se asocia con cansancio y somnolencia. En realidad suele juntarse muchas veces la alergia con la astenia primaveral haciendo una combinación que incapacita a un número cada vez mayor de personas. En este aspecto, la polución parece ser un elemento importante. La polución dispara los elementos basales de la respuesta inmune que cuando se pone en contacto con el polen ya está excitado y por eso genera una respuesta excesiva.

Pero no es primaveral todo lo que da alergia, podemos encontrar alergias de invierno, de verano y aunque parezca que en esta época todo se duerme y pasa a estar en reposo también encontraremos alergias típicas del otoño. El otoño además coincide con la vuelta a la ciudad de los veraneantes, que han estado en un ambiente más abierto, alejado de las ciudades, por lo que la vuelta a la urbe puede volver a disparar los mecanismos que comentábamos antes que exacerban la respuesta inmune.

La vuelta a casa está acompañada de nuevos ambientes: la oficina, el colegio,los transportes, etc. a los que el cuerpo puede haberse desacostumbrado. Los ácaros serán los principales alérgenos de esta época del año. En parte debido al contacto y en parte debido a que la bajada de las temperaturas, y el aumento de la humedad nos llevará a abrigarnos más y a estar más en contacto con ellos. Muchas veces se relaciona a los ácaros con mascotas y otros animales, pero la verdad es que las cutículasde los animales, o su pelo pueden causar alergia por sí mismos. La vuelta a casa y los lugares más pequeños, el contacto más estrecho y continuado, pueden ser causas de que nuestras mascotas nos causen alergias más fuerte en este periodo de tiempo que no en verano.

Por otro lado en otoño hay plantas que empiezan su época de polinización. Las salsolas están distribuidas en todos los continentes y son pequeñas plantas leñosas. Curiosamente muchas de ellas son de costa y tal vez el final del verano sea el momento más frecuente en el que se juntan los habitantes de la costa con el polen de las salsolas. Por otro lado, bastan pequeñas cantidades de este polen para causar reacciones alérgicas.

En muchos sitios el final del verano, más que el otoño pueden provocar ambientes secos por la falta de lluvias. Esta situación puede provocar que los epitelios no estén adecuadamente húmedos y sean más sensibles a todo tipo de sustancias (en el polvo). Para evitar este tipo de alergias es mejor hidratarse bien o usar un humidificador en casa que no intentar tomas ningún tipo de medicamento. Aunque esto no cause alergia por sí mismo, esta situación puede agravar pequeñas reacciones de todo tipo de compuestos que entren en contacto con la mucosa.

Categorías: Inmunología