Biología

Inicio Histología El urotelio, el epitelio del aparato urinario

El urotelio, el epitelio del aparato urinario

Publicado por Ramón Contreras

El urotelio o epitelio de transición es el epitelio más característico del aparato urinario. Se caracteriza por su gran elasticidad y su resistencia eléctrica transepitelial. Este epitelio no solo debe ser muy elástico sino que además debe evitar las filtraciones de orina, puesto que los compuestos excretados en ella son tóxicos para el organismo. Éstos compuestos son la urea y el ácido úrico son los causantes de la gota y la artritis. Recubre la mayoría de los conductos de las vías urinarias. Se encuentra en los cálices menores renales, los conductos del riñón por los que pasa la orina justo al ser generada, hasta las uretras y la vejiga, donde se almacena la orina hasta su excreción. El epitelio que recubre todos estos conductos está compuesto por una media de 7 u 8 capas de células pseudoestratificadas. Estas células son especializadas y están todas conectadas con la membrana basal, que las sustenta.

Dependiendo del estado de llenado de la vejiga el epitelio, que tiene capacidad elástica, varía en su número de capas, completamente estirado el urotelio tiene tan solo 3 o 4 capas. Cuando está más llena disminuye el número de capas y cuando está vacía el número de las capas es mayor, presentando un aspecto estratificado. Las células de las diferentes capas del urotelio se diferencian entre otras cosas en el número de núcleos que tienen. En las células superficiales se han observado desde 2 hasta 55 núcleos, estas células son las de mayor tamaño del epitelio. Al contrario, las células que están más cerca de la membrana basal son pequeñas, con forma cúbica y lo normal es que presenten un único núcleo. El número de núcleos va aumentando desde la membrana basal hasta la luz de la vejiga. Las células situadas en la superficie del epitelio son unas dos veces más grandes que las basales, cubriéndolas, es por eso que en ocasiones se las denomina células sombrilla.

Cuando la vejiga está vacía en la superficie aparecen invaginaciones conocidas como nidos de von Brunn. En ellos en lugar de urotelio encontramos células columnares secretoras de moco. Esta mucosa que secretan protege el tejido de la acción de la orina tóxica. La composición del moco secretado es en su mayoría glicoproteínas de protección.

Corte histológico del urotelio al microscopio óptico, teñido con eosina. donde se aprecian las capas pseudoestratificadas.

Corte histológico del urotelio al microscopio óptico, teñido con eosina. donde se aprecian las capas pseudoestratificadas.

Patologías que afectan al epitelio de transición: El urotelio es un tejido susceptible de varias enfermedades. En primer lugar, como epitelio, es susceptible de contraer un carcinoma, un cáncer de células epiteliales. El 90% de cánceres del tracto urinario empiezan en el urotelio. Se caracteriza por la pérdida de morfología y funcionalidad de las células afectadas. Más frecuentemente el carcinoma aparece en la vejiga y no en las uretras. Puedes leer más sobre el cáncer de vejiga en el artículo que le dedicamos al tema aquí (próximamente). En segundo lugar, al ser un conducto que da al exterior del cuerpo es susceptible de infección. Se calcula que la mitad de las mujeres tendrán una infección del tracto urinario durante su vida. En general, independientemente del patógeno causante, se denominan cistitis y puedes leer más de ellas en nuestro artículo aquí (próximamente).

Categorías: Histología