Biología

Plasmodesmos

Publicado por Ramón Contreras

Durante el desarrollo de las plantas y hongos las células se dividen y entre las dos nuevas células se genera una nueva pared celular. La pared celular es un compuesto externo que da rigidez, resistencia mecánica y estructural al organismo, puedes leer más sobre la pared celular aquí y sobre la pared celular en vegetales, en concreto, aquí y de la pared de hongos aquí.

Modelo tridimensional de el aspecto interno de un plasmodesmo.

Modelo tridimensional de el aspecto interno de un plasmodesmo.

En animales cuando dos células se dividen no forman pared celular entre sí. Sin embargo sus citoplasmas se separan completamente de tal forma que cada célula está aislada del resto de células por su membrana celular. Para que tenga lugar la comunicación entre las células en animales las membranas celulares tienen receptores que interaccionan con sustancias que pueden excretar al exterior otras células, tanto hormonas, como nutrientes. Por el contrario en los vegetales la pared celular que separa las células no permite el intercambio de información y nutrientes de ese modo. Para solventar ese problema entre las células vegetales de un mismo tejido existe una continuidad entre el citoplasma de las células.

Cuando las células vegetales se dividen, primero ocurre la cariocinesis, que es la división del núcleo celular en dos, cada uno de ellos contendrá en su interior una copia del material genético de la planta. A continuación se desencadena la citocinesis en la que se acumulan péptidos de pared celular entre ambos núcleos y se empieza a formar un tabique divisorio, llamado fragmoplasto, que separará el citoplasma de las dos células hijas. Sin embargo, este tabique no es completo. La pared celular que se forma entre las dos nuevas células está atravesada por citoplasma, y membrana celular que la separa de la pared celular. Estas comunicaciones entre ambas células son lo que se denominan los plasmodesmos.

La formación del fragmoplasto se lleva a cabo a través de vesículas membranosas originadas en el aparato de Golgi. Las vesículas viajan hasta situarse en el centro de la célula en división y allí se van uniendo las vesículas formando de nuevo, por una parte, la membrana celular y por otra la pared celular que separará las células. Entre los componentes de la nueva pared celular se encuentra la calosa, que formará un anillo rígido envolviendo al plasmodesmo.

Los plasmodesmos permiten el paso de sustancias de pequeño tamaño a su través, con un tamaño máximo de 800 daltons. El transporte a través del plasmodesmo se denomina transporte simplástico. El transporte por desmotúbulos se lleva a cabo gracias a proteínas que se asocian a la carga y ayudan a su transporte. Traspasando el plasmodesmo se encuentra el desmotúbulo, un tubo membranoso procedente del retículo endoplasmático. El desmotúbulo deja tan solo el espacio comprendido entre su membrana y la citoplasmática para el transporte. En esta luz citoplasmática y asociadas por dominios transmembrana al desmotúbulo se encuentran proteínas globulares que dividen todavía más la continuidad citoplasmática y que son las encargadas de llevar a otras proteínas o señales celulares entre ambos lados.

Existen dos tipos de plasmodesmos. Los primarios son aquellos que se forman durante la división celular. Los secundarios son los que se dan entre dos células vivas, con el fin de aumentar su transporte. Cuando una célula muere aumenta rápidamente la calosa que rodea los plasmodesmos para constreñirlos y cegarlos.

Categorías: Fisiología Vegetal