Biología

Inicio Botánica El madroño

El madroño

Publicado por Ramón Contreras

El madroño es, junto al oso, el símbolo Madrid, la capital del estado español. Además de ser el nombre de una revista de divulgación científica del estado de California, en Estados Unidos de América. En esta revista se incluyen datos sobre todos los aspectos biológicos de los vegetales del oeste y sur del continente americano.

Los frutos inusuales del madroño pueden generar reticencias, pero su sabor ligeramente dulzón es inigualable.

Los frutos inusuales del madroño pueden generar reticencias, pero su sabor ligeramente dulzón es inigualable.

Filogenia e historia evolutiva: el madroño recibe el nombre científico de Arbutus unedo (el nombre unedo parece ser que se lo puso el romano Plinio el Viejo para remarcar que hay que comer solo uno, para evitar la embriaguez). El género Arbutus está compuesto por unas 11 especies reconocidas y hasta 100 sin valor taxonómico establecido. Esto es debido a que muchas de ellas pueden hibridar entre sí, por lo que resulta complicado establecer los límites de las especies. Las dos especies principales del género en Europa A. unedo y A. andrachne pueden hibridar dando lugar a A. andrachne x unedo, aunque sus frutos no son fértiles. El Madroño pertenece así mismo a la Familia taxonómica de las Ericaceae, del Orden Ericales, dentro de la Clase Magnoliopsida, de la División Magnoliophyta del Reno Plantae.

Descripción: este arbusto de hoja perenne alcanza poco menos de los 8 metros de altura, auqnue muchas veces forma arbustos en las zonas más frías de su distribución. El crecimiento de su tronco es algo lento y nunca alcanza grandes grosores. Sus hojas son enteras y pecioladas, de forma lanceolada u ovalada con el borde serrado. El haz de la hoja es de un verde brillante en comparación con el color más apagado del envés. Sus flores crecen en panículas (racimos de flores) y florecen durante el verano. El tamaño de estas no supera los 10 mm de envergadura, son de color blanquecino con forma de campanilla más anchas en el centro que en la boca. Las flores son hermafroditas y son polinizadas por insectos, frecuentemente abejas. Su fruto inmaduro es de color amarillo, que enrojece hasta un rojo muy llamativo a mediados de otoño, momento en el cual puede comerse. Tiene un tamaño de tan solo algunos centímetros, redondeado, con el exterior rígido. Las semillas dentro del fruto son pequeñas y de color pardo.

Distribución y hábitat: Arbutus unedo es propio de la cuenca mediterránea europea, donde se ha convertido en una planta oportunista de hábitats alterados por el ser humano. Además también se ha naturalizado en América con buenos resultados. Este árbol crece en barrancos y bosques mixtos con encinas, síntoma muchas veces de la explotación maderera humana. Prefiere los suelos limosos y pedregosos, bien drenados, aunque crece en general en suelos pobres y ligeramente ácidos. Se observa en alturas que rondan los 1000m de altura, aunque sus raíces soportan mal las heladas.

Interacción con el ser humano: el madroño es un arbusto que ha seguido los pasos del ser humano, puesto que solo crece en bosques no completamente desarrollados. Su fruto comestible ha hecho que se utilizase con moderación. Esto es debido a que su fruto al madurar fermenta en la planta generando una pequeña cantidad de alcohol. Si bien esto ha hecho que no puedan comerse grandes cantidades de este fruto esto ha ayudado a que se emplease para la fabricación de mermeladas y confituras, licores y destilados. Su madera es de gran calidad para ser trabajada por lo que con ella se realizan herramientas y flautas de calidad.

Categorías: Botánica