Biología

Inicio Agroecología, Biotecnología, Botánica El arroz africano ha llegado para fortalecer al arroz, la principal fuente de aliemnto del mundo

El arroz africano ha llegado para fortalecer al arroz, la principal fuente de aliemnto del mundo

Publicado por Ramón Contreras

Los cereales son la principal fuente de alimento del mundo. El arroz es el más importante de todos ellos en este aspecto. Se considera que supone hasta el 70% de la dieta en muchas regiones del planeta. Aunque el maíz es el cereal que más se produce a nivel mundial, una parte se destina a usos no alimentarios, por lo que el arroz es el primero. El origen del cultivo está en Asia, aunque su temprana extensión tras ser domesticado hace que existan dudas razonables sobre si es originario de la actual China o de la India. No en vano son el primer y segundo productores a nivel mundial del apreciado alimento y en conjunto hacen el 50% de la producción mundial. Todas las variedades actuales del arroz descienden de la especie Oryza sativa o bien del arroz africano, mucho menos común que recibe el nombre de O. glaberrima.

El arroz africano tiene ciertas ventajas e inconvenientes respecto al asiático. Por un lado esta especie que fue domesticada hace entre 2 mil y 3 mil años es mucho más resistente a gran cantidad de situaciones. Podemos decir que en general es más resistente a las condiciones ambientales adversas, tanto a nivel de cantidad de agua y de calor, cosas a las que el arroz asiático es muy sensible. Recordemos para ello que la gran mayoría de los cultivos de arroz crecen en una franja bastante amplia entre ambos hemisferios, pero no tolera bien las heladas o la escasez de agua, puesto que el cultivo tiene que estar parcialmente sumergido. Volviendo al arroz africano no solo parece ser más resistente a condiciones desfavorables, sino que además necesitaría menos cuidados humanos con lo que eso ahorraría en poder de trabajo para su cultivo. Otras bondades que se incluyen en su currículum es la resistencia a la toxicidad por hierro o bien su capacidad de crecer con menos fertilizante que su familiar más comercial. A nivel de interacción con otros seres vivos el arroz africano resulta más resistente contra diversas plagas comunes en el arroz, tanto de nematodos, como de moscas, virus o algas. Esta impresionante lista ha llevado a científicos que desarrollan el arroz en África a intentar crear variedades cruzadas entre ambos cultivares para mejorar el arroz adoptando estos beneficios.

Pero no es oro todo lo que reluce, el arroz africano tiene ciertos problemas respecto al asiático (si simplemente fuera mejor ya estaría siendo usado en todo el mundo). El arroz africano tiene una producción por planta menor y durante el proceso de extracción del grano se rompe al ser quebradizo perdiendo parte de la producción. Esto ha hecho que en parte se abandone su uso en favor de la especie asiática que produce más comida. Las especies africana y asiática no se fecundan de manera natural o los híbridos no son fértiles, pero se ha creado una serie de cultivares cruzados mediante técnicas de rescate de embrión, más de 3.000 cultivares como parte del proyecto NERICA (de new rice from Africa). Muy posiblemente en un futuro cercano veamos nuevas variedades de arroz más resistentes, lo que podría abaratar todavía más el precio de este alimento fundamental para la humanidad.

Categorías: Agroecología, Biotecnología, Botánica