Biología

Inicio Botánica, Evolución ¿Cómo se sostienen las plantas?

¿Cómo se sostienen las plantas?

Publicado por Victoria González

A lo largo de la evolución vegetal ha aparecido la lignina en forma de engrosamientos en distinto grado de complejidad. Existen varias hipótesis sobre la aparición de la lignina:
– Surgió como esqueleto para sujetar el peso y como tejido conductor. Sin embargo, tampoco soporta mucho peso, y existen muchas plantas sin lignina. Por ejemplo, estudios realizados en trimerófitos, que ya tienen bastante lignina, indican que esta tan solo soporta un tercio del peso total.
– Surgió para eliminar compuestos tóxicos: estas sustancias se fijarían en un compuesto mayor que es la lignina. Sin embargo, esta hipótesis parece poco probable, ya que la célula controla perfectamente cuando se forma lignina y cuando no lo hace, por lo tanto no lo va a hacer para deshacerse de sustancias que ella fabrica cuando “quiere”.
– Surgió para impedir la lisis osmótica, es decir, para evitar el colapso en las células de los órganos apicales, que están sometidos al máximo de aspiración. Serían cinturones de lignina. Sin embargo, la lignina se distribuye por toda la planta por igual, por lo que esta hipótesis también es improbable.
– Apareció cuando “pudo aparecer”. Desde las clorofíceas ya existe todo el aparato enzimático para fabricar lignina, pero no había oxígeno. En el momento en el que apareció el oxígeno y este vino bien para múltiples funciones y ninguna en especial, la lignina se empezaría a fabricar. Es decir, apareció cuando pudo.

planta1

En los helechos la estela está muy partida, y la lignina se aproxima a los bordes de los tallos, mientras que otros ya tienen sifonostela. En la parte de abajo hay un único paquete de tejidos conductores que luego se va abriendo en sifonostela.

La pregunta que uno puede hacerse es: si las haplostelas sencillas tan solo soportan un tercio del peso total de la planta, ¿cómo se sostienen? La respuesta se encuentra en el tejido cortical. Por ejemplo, el esqueleto hidrostático consiste en una capa de células por debajo de la epidermis que están cargadas de agua, y son muy turgentes, por lo que mantienen a la planta erguida a fuerza de tensión. Además, este no es el único sistema y, especialmente en aquellas plantas que tienen tejidos secundarios, se añaden otros refuerzos:
– Progimnospermas: ritidoma de células muertas.
– Helechos arborescentes: cae la hoja pero el peciolo engrosado persiste y se rellena de tierra, musgos y agua, por lo que da al tronco un grosor que en realidad no tiene.
– Otra estrategia de los helechos arborescentes y rastreros consiste en que, el punto en el que se desarrolla una hoja hacia arriba, crece una raíz hacia abajo, que va a recorrer el tallo por dentro hasta que llega un momento en el que sale a la tierra.
– Licófitos arborescentes: también tienen largos tallos acostados.

Categorías: Botánica, Evolución