Biología

Inicio Biotecnología Las propiedades de la soja amarilla

Las propiedades de la soja amarilla

Publicado por Ramón Contreras

Las semillas de soja son uno de los principales nutrientes a nivel mundial. Esto es debido a sus cualidades nutritivas y a la facilidad de su cultivo en la actualidad. Además los cultivos de soja son reponedores de nutrientes en el suelo, como otras leguminosas, por lo que su uso en cultivos alternados con cereales como el trigo o el maíz, ayuda a la reposición del suelo. Según datos de la FAO (La organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la alimentación) en 2011 se produjeron casi 250 millones de toneladas de soja. Puedes leer más sobre la soja en el artículo que le dedicamos a la planta aquí .

Semillas de soja con su vaina.

Semillas de soja con su vaina.

La soja es una de las plantas con mayor contenido en proteínas, el 36-37% del peso seco de las semillas maduras. El resto lo forman las grasas, aceites, un 20% e hidratos de carbono 35%. La semilla madura, se denomina a la semilla justo antes de romperse la cáscara para germinar. La semilla, como las semillas de muchas plantas, está formada principalmente por los cotiledones, 90%, que todavía no se han desarrollado completamente (lee más de ellos aquí). Dentro del grupo de vegetales los alimentos que más se acercan a la soja amarilla en contenido de proteína podemos encontrar el cacahuete o las alubias con un 23% cada uno. La carne por otro lado, suele rondar en el 20-25% de su peso en proteínas, aunque éstas son mucho mejor asimilables por los animales que las vegetales.

Por su alto contenido en proteínas su uso está muy extendido entre los veganos, puesto que las dietas vegetarianas suelen estar faltas de proteínas. La soja a este respecto y debido a su bajo coste se emplea para la alimentación animal y humana por su contenido de proteínas, en ocasiones mezclando harina de soja con carne para abaratar el precio de la carne .


Pero no solo por su contenido en proteínas y su bajo coste de producción se puede incorporar la soja amarilla a la dieta. La soja aporta una cantidad recomendable de hidratos de carbono, de los que una parte son azucares compuestos. Es por esto que puede utilizarse en casos de diabetes para reducir la tasa de azucares en sangre, como tratamiento hipoglucemiante. Finalmente de la soja amarilla pueden extraerse productos derivados de interés. El tofu o la leche de soja que pueden ayudar a completar y equilibrar la dieta de gente alérgica a la lactosa.

Pero no son todo ventajas con la soja. Existen estudiosque relacionan el consumo excesivo de soja amarilla con alteraciones hormonales tanto en hombres como mujeres, debido al alto contenido de fitoestrógenos de la soja. Si bien es verdad que estos estudios tienen tanto partidarios como detractores. Independientemente de su interacción con las hormonas del cuerpo la soja no contiene todas las vitaminas necesarias para la dieta humana por lo que tiene que complementarse con alimentos ricos en metionina, como el brócoli o la avena, en las dietas vegetarías. O aves de corral como ganso o gallina en dietas omnívoras.

Categorías: Biotecnología