Biología

Inicio Bacteriología, Microbiología Estafilococos, bacterias de interés médico

Estafilococos, bacterias de interés médico

Publicado por Ramón Contreras

Los estafilococos son un brupo bacteriano de interés médico. Son frecuentes en las vías respiratorias y sobre la piel de tanto mamíferos como aves. Normalmente se encuentran como parte de la flora habitual de esos microambientes, pero determinados desequilibrios pueden llevarlos a proliferar excesivamente y entonces causan infecciones. Existen unas 50 especies de estafilococos, un 30% de ellas han sido aisladas a partir de humanos, así que no se descarta que todavía queden muchas especies por descubrir en aves. Sin embargo, no son bacterias muy especializadas, por lo que muchas de estas especies pueden vivir sobre animales muy diversos. Tal vez la más famosa de todas por ser la más virulenta es Estafilococo aureus, que causa una dolencia en humanos de la que hablamos aquí. Otras especies de interés médico son S. saprophyticus y S. epidermidis.

Filogenia e historia evolutiva: Los estafilococos se corresponden estrictamente al género bacteriano Staphylococcus y que es el principal grupo de la Familia taxonómica Staphylococcaceae. Este grupo está formado por 5 géneros, todos con forma de coco, que se clasifica a su vez en el Orden Bacillales de la Clase Bacilli, uno de los grupos pricnipales de bacterias que forman la División Firmicutes, la mayoría de este grupo son GRAM positivas.

Descripción física: los estafilococos son bacterias GRAM positivas que crecen fácilmente en todo tipo de medios de cultivo, aunque el medio rico agar-sangre es especialmente usado. Como su nombre indica tienen morfología de coco, esférica, son inmóviles puesto que no tienen ni cilios ni flagelos. Pueden vivir en condiciones de bajas presiones parciales de oxígeno o incluso sin él, por lo que se consideran anaeróbios facultativos. Curiosamente su mayor tasa de reproducción es a temperaturas bajas, aunque pueden llegar a crecer por encima de los 30 grados centígrados. En el análisis químico se diferencian de los estreptococos, otro grupo bacteriano que puede ser nocivo para el ser humano, por la producción de catalasa, que es positiva en los estafilococos.

Distribución y hábitat: Estas bacterias viven sobre animales. Se aprovechan de los desechos orgánicos para generar sus propios metabolitos. Normalmente forman parte de la flora de la dermis, donde se encuentran normalmente asociado con estreptococos. En situaciones de desequilibrio inmune son capaces de colonizar las primeras capas de la dermis o de las mucosas. A nivel mundial se encuentran ampliamente distribuidos y su falta de especialización hace que puedan tener hospedadores muy diversos.

Interacción con el ser humano: Estas bacterias forman ácidos teicoicos, lipoteicoicos y peptidoglicanos que les permitirán adherirse a la piel y evadir los sistemas de defensa como el del complemento. Se ha establecido el factor de virulencia en S. aureus como una enzima coagulasa que no se encuentra en otras especies del género, también la capacidad de fermentar manitol es exclusiva de esta especie y le da cierta ventaja para invadir el cuerpo. Por otra parte la catalasa también parece estar implicada en la proliferación nociva. El género resulta dañino debido a la síntesis de toxinas entéricas que causan diarrea, vómito y nauseas, pudiendo dar neumonía. Los síntomas más comunes son presencia de forúnculos, e impétigo. Casos muy graves pueden llegar a causar endocarditis bacteriana.

Categorías: Bacteriología, Microbiología