Biología

Inicio Fisiología Vegetal ¿Qué son los meristemos?

¿Qué son los meristemos?

Publicado por Ramón Contreras

Los meristemos o meristemas son la región de crecimiento de las plantas. Se sitúan en el extremo de sus órganos, raíces y tallos, así como en algunos puntos concretos dentro de algunos tejidos como las hojas, que no solamente crecen desde la punta o el xilema, lo que permite el crecimiento en grosor de las plantas vasculares.

Corte histológico de un meristemo apical de tallo.

Corte histológico de un meristemo apical de tallo.

En las plantas el plan de crecimiento está mucho más estructurado que en animales. Éste se lleva a cabo desde la punta de los órganos y cada división celular está programada para dar lugar a un tipo celular concreto en una posición concreta. Este proceso que aumenta la complejidad de los tejidos y permite el crecimiento se denomina diferenciación. Puedes leer más sobre qué es el proceso de diferenciación celular en nuestro artículo aquí (próximamente).

Las plantas presentan pues dos tejidos meristemáticos conocidos como meristemos apicales, son aquellos que se encuentran en la punta de la raíz principal, de la que han surgido todas las demás y en la punta del tallo principal, desde el que se ha ramificado toda la planta o el árbol. Los vegetales, al contrario que los animales, tienen un sistema de crecimiento continuo, durante toda su vida las plantas siguen teniendo células capaces de reproducir el organismo entero.

Además de los meristemos apicales primarios, que siempre son dos, uno en la raíz y otro en el tallo, podemos encontrar varios meristemas secundarios, en la punta de cada raíz lateral o de cada rama. En los nudos de las ramas pueden encontrarse meristemos remanentes. Células indiferenciadas en estado de latencia, que en caso de que una rama se rompa harán brotar una nueva desde el mismo sitio desde el que se encontraba la anterior. En las plantas vasculares, que son aquellas que permiten el crecimiento en grosor de sus troncos, los llamados meristemos laterales que se encuentran aislados en el interior del tejido del tallo son los que darán lugar a los sistemas de transporte de las plantas vasculares, el xilema y el floema. En las plantas no vasculares encontramos meristemos intercalares, similares a los remanentes, que permiten el rebrote de tallos y hojas de estos vegetales.

Los meristemos apicales, suelen tener una estructura en tres capas, denominadas L1, L2 y L3. Las células de las capas L1 y L2 se dividen siempre en el plano horizontal, agrandando de meristemo hacia los laterales. Mientras que las células de L3, la capa celular más profunda del meristemo se dividen en todos los planos, lo que permite el crecimiento en longitud del meristemo. Para ello cada capa tiene una expresión génica diferenciada, que dará especificidad a las divisiones. Pero no solo en grosor existe una especificidad de expresión génica. También a medida que las células del meristema se alejan del centro (donde se encuentran las células madre del meristema), varía la expresión genética de las células, lo que permite iniciar la formación de hojas, flores y raíces laterales.

Los meristemos de raíz (RAM
, del inglés root apical meristem) y tallo (shoot apical meristem) presentan diferencias en su crecimiento y diferenciación, gracias a los cuales las plantas tienen raíces y tallos diferenciados. Puedes leer más de ellos en los artículos que les dedicamos al Ram aquí y al SAM aquí (próximamente).

Categorías: Fisiología Vegetal