Biología

Inicio Fisiología Vegetal Desarrollo celular del meristemo apical de la raíz

Desarrollo celular del meristemo apical de la raíz

Publicado por Ramón Contreras

Los meristemos son la zona de las plantas donde se da el crecimiento. A partir de estas zonas se desarrollan los individuos, raíces por un lado y tallo, hojas, flores y frutos por el otro. Puedes leer más sobre los meristemos en el artículo que dedicamos a contar algunas generalidades de ellos aquí (próximamente). En los meristemos se encuentran las células madre, o quiescentes, que serán las que darán lugar a todos los tipos celulares por diferenciación, puedes leer más sobre la diferenciación en su propio artículo aquí (próximamente).

Esquema de un meristemo apical de raíz.

Esquema de un meristemo apical de raíz.

En este artículo nos centraremos en un tipo de meristemo concreto, el de la raíz o radicular. Para abreviar muchas veces se denomina RAM, de sus siglas del inglés root apical meristem, meristemo apical de raíz.

Existen tres tipos de RAM, dependiendo del grado de organización de sus células. Encontramos primeramente el meristemo con organización cerrada, que es en el que es más fácil seguir el destino celular, puesto que las células se alinean muy ordenadas. En estos meristemas se pueden apreciar los 3 tipos principales de células generadoras y las hijas que da cada linea. Estos meristemos son propios de plantas vasculares.

En un nivel de organización un poco más relajada encontramos los RAM con organización intermedia, en ellos el linaje de epidermis y caliptra se puede observar claramente pero no el linaje del resto de células iniciales. Finalmente la organización más desorganizada o de tipo básico o abierto, es aquella en la que no se puede distinguir claramente las células quiescentes, ni las precursoras, ni el resto del linaje celular. Estos tipos de meristemos abiertos o cerrados se encuentra en dicotiledóneas y monocotiledóneas por igual.

Los RAM tipo cerrados son los más fáciles de estudiar. En estos meristemos de tipo cerrado encontramos una o dos células meristemáticas (dependiendo del grupo taxonómico) fácilmente reconocibles, por su posición central, su pequeño tamaño y su forma isodiamétrica. A estas células se les denomina centro quiescente, porque contienen la totipotencia para dar lugar a todos los tipos celulares de la raíz.

De la división anticlinal, perpendicular a la superficie de la raíz, (hacia delante) de las células quiescentes derivan la protodermis y columela o caliptra. La protodermis al diferenciarse y alejarse del RAM dará lugar a la dermis, cuya función es la defensa de la raíz. Mientras que la columela es una cápsula que protege el centro quiescente del daño mecánico ocasionado en la punta de la raíz por el suelo, al penetrarlo.

Por la división lateral de las células quiescentes surgen las células precursoras. Como si de una columna se tratase en la zona de proliferación nos encontramos con una célula a cada lado de las quiescentes que se denominan células precursoras o iniciadoras . Estas células se dividen lateralmente una vez más antes de especializarse. A su vez cada una de estas células hijas de las precursoras se dividirá transversalmente, a lo ancho para dar lugar a los dos tipos celulares, córtex y endodermis.

Las células del córtex irán diferenciándose, almacenando almidón, para dar sustento a la endodermis. De la división de las células de la endodermis surgirán las lineas celulares del procámbium que se dividirá en el periciclo y el tejido vascular.

Categorías: Fisiología Vegetal