Biología

Inicio Fisiología Animal Funciones generales de la serotonina

Funciones generales de la serotonina

Publicado por Ramón Contreras

La serotonina es un importante neurotransmisor (NT) implicado en un gran número de procesos cerebrales. Se ha establecido una relación entre este NT y diversas alteraciones psicóticas, tales como la esquizofrenia o la depresión y la ansiedad. Este gran abanico de actuación de la serotonina es debido a que existe un gran número de receptores capaces de interactuar con ella, dado lugar a diferentes respuestas intracelulares cada uno. Puedes leer más sobre los receptores de la serotonina en el artículo que les dedicamos a los 7 tipos que se conocen aquí.

La serotonina influye en la calidad del sueño.

La serotonina influye en la calidad del sueño.

La serotonina actúa tanto en el sistema nervioso periférico (SNP), en las terminaciones nerviosas, además de otras funciones no neuronales, como en el sistema nervioso central (SNC), el cerebro. Es una molécula hidrofílica, por lo que no atraviesa la barrera hematoencefálica. Por lo que debe ser sintetizada en las propias neuronas que la segregarán. Puedes leer más sobre la síntesis de la serotonina en el artículo que le dedicamos aquí.

Función de la serotonina en la periferia: el 90% de la serotonina del cuerpo humano se almacena en las plaquetas de la sangre. En ellas, al liberarse, estimula la agregación plaquetaria y la vasoconstricción, como respuesta a las heridas.

La serotonina está implicada en la regulación del ciclo circadiano, la regulación del cuerpo durante el día, por lo que está relacionada tanto con el sueño, como con el apetito. La inhibición de la serotonina o si los receptores tipo 5HT2C del centro hipotalámico no son inhibidos por la serotonina la sensación de hambre no desaparece. Si por el contrario la serotonina permanece mucho tiempo en la hendidura sináptica, a raíz de una falta de recaptación de la molécula por parte de la neurona emisora, se reduce la toma de alimentos, hasta el punto de la anorexia. Esta anorexia es más frecuente en mujeres, puesto que los estrógenos intervienen con la proteína encargada de la recaptación.

Finalmente la serotonina interviene en los procesos cognitivos basales. La segregación lenta de serotonina en el cerebro disminuye a medida que los individuos entran en el sueño REM. Ante un estímulo fuerte la descarga de serotonina se detiene. Antes de despertarse aumentan los niveles de serotonina para reactivar las funciones cognitivas del cerebro. De esta manera la descarga de serotonina constante sirve como filtro para que el cerebro se fije solo en los estímulos que realmente puedan entrañar un peligro para el individuo.

La alteración farmacológica de la serotonina se ha comprobado que afecta al centro hipotalámico en los receptores de serotonina 5HT2 y 5HT1A, que controlan la temperatura corporal.

Sensación de dolor y respuesta motora:
los receptores 5HT2 del núcleo dorsal del rafe (NDR), estimulados por la serotonina, son los encargados de bloquear el impulso nervioso desde los nociceptores al cerebro. De modo similar, el NRD también controla parte de la respuesta motora (movimiento). Por lo que lesiones de esta área tienen como consecuencia disminución de la respuesta motora y aumento de la sensibilidad de dolor.

Estado de ánimo, percepción y agresividad: la serotonina está implicada en la ansiedad y la depresión. Bajos niveles de serotonina están implicados en procesos de depresión, mientras que la sobrestimulación de los receptores serotoninérgicos produce ansiedad. También en el NRD se encuentran receptores de serotonina que al activarse disminuyen la agresividad.

Categorías: Fisiología Animal