Biología

Inicio Bioquímica Homeostasis, Reproducción y Herencia

Homeostasis, Reproducción y Herencia

Publicado por Pablo Morales

La propiedad del ser vivo de mantener relativamente constante su medio interno es llamada homeostasis. El ser vivo no cambia su composición química y sus características físicas.

Con la homeostasis logramos mantener constantes, por ejemplo, la temperatura, la cantidad de agua en el organismo y la concentración de diversas substancias presentes en el cuerpo.

HOMEOST1

La homeostasis es importante para el mantenimiento de la vida. Si  nuestro ambiente interno cambia mucho, quedando, por ejemplo, excesivamente caliente o muy frío o demasiadamente ácido, las reacciones químicas pueden parar y el individuo muere.

Si la temperatura del cuerpo comienza a aumentar mucho, un mensaje del cerebro estimula la producción de sudor por las glándulas sudoríparas. Cuando el sudor evapora, perdemos calor. El cerebro también promueve la dilatación de vasos sanguíneos de la piel. Con eso, la superficie del cuerpo recibe más sangre y el calor puede salir más fácilmente.

Reproducción y Hereditariedad:

El ser vivo envejece y muere, ero antes de eso él se reproduce. Los hijos son semejantes a los padres, ese fenómeno se llama hereditariedad.

En cuanto a la reproducción, ella puede ser asexuada o sexuada.

El gen y el Control de las Características Hereditarias: la reproducción y la hereditariedad dependen del ADN (ácido desoxirribonucleico). El ADN se localiza en filamentos llamados cromosomas, en el interior de las células.

La estructura conocida como gene corresponde a un segmento o pedazo de molécula de ADN. Los genes contienen las informaciones responsables por las características del individuo. El organismo de los seres vivos trabaja de acuerdo con las órdenes do ADN.

Las características de un organismo no dependen sólo del ADN, el medio ambiente también es importante. Las características son el resultado de un trabajo conjunto del gene y del medio ambiente.

Otra propiedad del ADN de la que la hereditariedad depende es de su capacidad de duplicarse, formando copias exactamente iguales.

Reproducción Asexuada: En esa reproducción un pedazo del cuerpo del ser vivo se separa, crece y origina u nuevo individuo. En la reproducción asexuada, los descendientes reciben copias iguales del ADN del individuo original y, consecuentemente, poseen las mismas características

HOMEOST2

La reproducción asexuada es muy común en los seres más simples, principalmente en los unicelulares, como podemos observar en esas ilustraciones, la ameba y el paramecio se reproducen  por división simples, la hidra, un pequeño animal acuático, presenta reproducción por brotadura.

Reeproducción Sexuada: es el tipo de reproducción realizada por la unión de células especializadas, el gameto. En la mayoría de los casos, la producción de gametos está vinculada a una diferencia de sexo en los individuos adultos: el sexo femenino, produce el gameto femenino llamado óvulo; el sexo masculino, produce el gameto masculino denominado espermatozoide.

En los vegetales los nombres son diferentes: el gameto femenino es la oosfera, y el masculino es el anterozoide.

Cuando ocurre la fecundación – unión del espermatozoide con el óvulo – se forma el cigoto o célula huevo. El cigoto se divide varias veces formando así un nuevo individuo. Ese individuo poseerá genes de la madre y del padre; sus características serán resultado de una combinación de las características paternas y maternas.

Categorías: Bioquímica