Biología

Inicio Bioquímica Glúcidos

Glúcidos

Publicado por Javier García Calleja

Los glúcidos son biomoléculas orgánicas compuestas siempre por carbono, hidrógeno y oxígeno, aunque algunos derivados pueden contener átomos de nitrógeno, fósforo o azufre.

Se definen químicamente como polihidroxialdehídos o polihidroxicetonas. Es decir, son moléculas carbonadas con numerosos grupos alcohol (polialcoholes) en los que se ha sustituido una función alcohol por una función aldehído o cetona.

azucar

Los glúcidos se conocen tradicionalmente también como hidratos de carbono o carbohidratos porque muchos tienen la fórmula empírica Cn H2n On que puede expresarse como Cn(H20)n –donde “n” es un número entero sencillo-, lo que parece indicar «carbono hidratado». Sin embargo, esta proporción entre los átomos no es general ni resulta quí­micamente apropiada para explicar su estructura y propiedades, puesto que no se trata de carbo­nos enlazados a moléculas de agua, sino a radicales hidroxilo (-OH) e hidrógeno (-H).  En otras palabras: NO SON HIDRATOS. Por otra parte, existen moléculas que también tienen esta proporción de átomos, pero que no responden a las características de los glúcidos. Es término está por tanto en desuso, salvo en la dietética, donde se sigue utilizando por su popularidad, a pesar de su imprecisión.

También se les llama azúcares, por su sabor dulce. Este término tampoco es adecuado, pues sólo es aplicable a algunos mono u oligosacáridos.

Funciones.

Las funciones generales de los glúcidos se pueden reducir a dos: energética (bien como fuen­te inmediata de energía o como reserva de esta) y estructural (es decir, forman parte de otras moléculas para construir las estructuras celulares o corporales).

Además algunos pueden tener otras funciones más específicas: la vitamina C es un derivado de monosacárido, las gonadotropinas son glucoproteínas que regulan la función de las gónadas, las gomas son secretadas por las plantas como defensa para cerrar sus heridas, la heparina es un anticoagulante natural de la sangre…

Clasificación.

La clasificación de los glúcidos se puede hacer de acuerdo con diferentes criterios, por lo que existen distintas clasificaciones. Atendiendo a la complejidad de la molécula y al número de car­bonos, podemos establecer la siguiente clasificación:

  • Monosacáridos u “osas”: No se descomponen en otros glúcidos más simples.
  • Ósidos: Pueden descomponerse en monosacáridos. Se dividen en:
      • Holósidos: Formados exclusivamente por monosacáridos unidos por enlace “O-glucosídico”. Se subdividen en:
          • Oligosacáridos: Están formados solo por un número variable de monosacáridos (al menos dos).
              • Disacáridos: Están formados por dos monosacáridos.
              • Trisacáridos: Tres monosacáridos
              • Tetra (4), Penta(5)… etc., hasta diez unidades.
          • Polisacáridos. Están compuestos por muchas unidades de monosacáridos. Pueden ser:
              • Homopolisacáridos. Todos los monosacáridos que lo forman son iguales entre sí.
              • Heteropolisacáridos. Están compuestos por diferentes monosacáridos.
      • Heterósidos. Están formados por monosacáridos y otros compuestos de naturaleza.

Categorías: Bioquímica

2 comentarios para “Glúcidos”