Biología

Inicio Embriología, Fisiología Animal Peculiaridades de la ovogénesis en anfibios y aves

Peculiaridades de la ovogénesis en anfibios y aves

Publicado por Victoria González

En los anfibios la ovogénesis dura tres años. La membrana del óvulo y de las células foliculares que lo rodean es lisa al principio, pero en seguida empiezan a aparecer irregularidades: son invaginaciones para aumentar la superficie de membrana. Se forma la membrana vitelina, que es un material secretado tanto por las células foliculares como por el óvulo, y que contiene polisacáridos y glucoproteínas. Allí se encuentran los receptores de los espermatozoides, que son característicos de cada especie. De esta forma se evita la fecundación entre especies diferentes.

El conjunto es el folículo. Cuando el óvulo se expulse del ovario, irá cubierto por la envuelta vitelina. Es recogido por el oviducto, y las glándulas de este secretan sustancias que van a rodear al gameto femenino y a la cubierta vitelina. Esta nueva cubierta, cuando llega al agua forma una masa gelatinosa, llamada cubierta gelatinosa, que sirve para mantener unidos a todos los óvulos.

En el interior del óvulo también hay cambios. Durante la parada en diplotene se almacenan sustancias de reserva: aumenta el número de mitocondrias, la síntesis de ARN y el número de nucleolos y ribosomas. En general, se puede decir que aumentan todas las actividades de síntesis de la célula. Esto se traduce en la síntesis de vitelo, constituido fundamentalmente por proteínas: fosfovitina y lipovitelina, también se acumulan lípidos y glicógeno para constituir la reserva del embrión. El vitelo se almacena en las plaquetas vitelinas, pudiendo estar o no rodeadas de membrana. En el citoplasma del óvulo aparecen también unos gránulos rodeados por membrana que parecen proceder del aparato de Golgi: son los gránulos corticales, que se sitúan hacia el exterior. Contienen principalmente polisacáridos y proteínas. También aparecen pigmentos, que se depositan solo en una parte de la célula en la que se sitúa el núcleo.

Los óvulos de las aves se parecen a los de los anfibios, pero contienen más vitelo, son de tipo polilecíticos. También tienen invaginaciones, células foliculares y cubierta vitelina. Cuando sale del ovario, el embrión también va rodeado por la cubierta vitelina, y es recogido en el oviducto.

En las aves la fecundación es interna y, una vez producida, a su paso por el oviducto y útero se añaden cinco cubiertas secundarias:
– Pequeña membrana llamada cubierta perivitelina.
– Alrededor se deposita la clara, constituida por albúmina fundamentalmente.
– Dos capas que constituyen las membranas de la cáscara.
– Cáscara de carbonato cálcico, con muchos poros para permitir el intercambio de gases.

La ovogénesis solo se termina si hay fecundación, si no la hay, se queda en fase de ovocito II, igual que sucede en mamíferos.
Durante la parada en diplotene, todo el citoplasma del ovocito queda lleno de vitelo, y el núcleo queda hacia un extremo. Al igual que sucede en los anfibios, también aumentan los elementos para la síntesis. El vitelo contiene un 50% de agua con cloruro sódico disuelto en ella, 33% de materia grasa, 16% de protéinas y vitaminas A, B1, B2, D, E. No tiene pigmentos.

Categorías: Embriología, Fisiología Animal