Biología

Inicio Biología celular La reproducción celular y su control químico

La reproducción celular y su control químico

Publicado por Pablo Morales

La división celular es un proceso en el que a partir de las células (las unidades básicas de la vida) se reproduce y se origina la creación de dos o más células hijas similares a la célula o ancestro materno. La capacidad de la división celular es variada en relación con el tipo de célula y la función. Todas las unidades multicelulares tienen la capacidad de reproducirse para mantener la especie, por lo que todo tiene un principio, lo que es la división celular que es la perpetuación de la vida.

Al observar la división celular eucariota se puede dividir en dos etapas distintas:

– La mitosis que es el proceso universal de la división.

– Citocinesis es la división del citoplasma en las células hijas.

– La interface es un período de intensa actividad y la síntesis de crecimiento.

Papel de la división celular

La división celular tiene la función (a través de su capacidad metabólica) del mantenimiento de la vida, mientras se da lugar a la creación de una nueva célula hija. A través de esta división las células generadas tendrán al menos la mitad o la misma cantidad de material genético de la madre. En estos casos hay una herencia a través de la división celular dada en la reproducción de forma normal y validan la replicación genética de una generación celular a la siguiente (la cromatina de la célula madre, se replica o separa en las células hijas que reciben una cantidad de ADN de la madre).

Su función luego de generada, es la de terminar de construirse en tamaño y función, es la tarea de crecimiento celular y desarrollo de un ejemplar multicelular a través de un cigoto de la célula. La división puede tener diferentes velocidades en diferentes tejidos con diferentes funciones celulares.

Factores de Crecimiento y Control del Ciclo Celular

Los factores de crecimiento liberados en la formación de la célula, se enlazan a los receptores de la membrana de las células objetivo. La formación del complejo receptor (enlazante, dispara la producción de moléculas de señalización intracelular). Esas moléculas son responsables por la activación de una cascada de fosforilación intracelular, que induce a la expresión de los genes.

El producto de la expresión de estos genes son los componentes esenciales del Sistema de Control del Ciclo Celular, que está compuesto principalmente por dos familias de proteínas.

El ciclo se regula para detenerse en puntos específicos. Estos puntos permiten que el sistema de control sufra influencia del medio. En estos puntos de detención son realizados los chequeos y se conocen en el mundo científico como “check point”.

* En G1 – Antes de que la célula ingrese en la fase S del ciclo

* En G2 antes que la célula ingrese en mitosis. En estos puntos son chequeadas las condiciones del medio extracelular y de la propia célula.

El control de ciclo en estos puntos está realizado por dos familias de proteínas. En G1 ocurre el montaje del complejo Cyclin – CdK que fosforiliza proteínas específicas induciendo la célula a entrar en fase S. El complejo se deshace con la desintegración de cyclin.

En G2 las cyclin mitóticas se enlazan a proteínas CdK formando un complejo denominado MPF (Metaphase Promiting Factor) que es activado por enzimas y desencadenan eventos que conllevan a la célula a entrar en mitosis. El complejo se deshace por la degradación del cyclin mitótico cuando la célula está entre la metafase y la anafase, induciendo la célula a salir de mitosis.

Así, cada paso de la activación o desactivación marca una transición en el ciclo celular. Esta transición por su parte inicia reacciones que sirven de disparadores para la continuidad del proceso.

Existen dos preposiciones para explicar la actuación del sistema de control. Cada bloque indica un proceso esencial en el ciclo (replicación de ADN, síntesis de proteínas, formación del huso, etc)

Categorías: Biología celular