Biología

Inicio Bioquímica ¿Son los parabenos seguros?

¿Son los parabenos seguros?

Publicado por Ramón Contreras

Muchas veces cuando se compran producto de cosmética o de los denominados de salud encontramos entre sus ingredientes parabenos o en algunas situaciones encontramos la etiqueta anunciando que es un producto libre de parabenos. Pero, ¿es realmente importante que no lleven parabenos? O ¿cómo afectan estos al organismo para que se levante la voz de alarma?
Los parabenos son usados no solo en la cosmética, sino que también forman parte de los conservantes habituales en comidas y bebidas (donde suelen estar en una concentración menor del 1% del producto). Tanto, que la sociedad estadounidense que administra la legalidad de las drogas y alimentos en EE. UU, la FDA, considera a los parabenos como el segundo ingrediente más frecuente en cosmética, incluso en productos con la denominación antialergénico. Existe la alergia a parabenos pero es relativamente infrecuente, causando eczema al 1% de las personas. Especialmente cuando se aplica sobre piel enferma, para curar un brote de hongos. Lo que los convierte en el conservante con menor tasa de reacción del mercado. Por otra parte, la Academia española de dermatología y venereología, una persona, está expuesta a 1,26 mg de parabenos por kilo de peso al día.

Los parabenos químicamente son ésteres del ácido p-hidroxibenzoico abreviado como PHB. Este grupo hidroxibenzoico (un anillo aromático de 6 carbonos) tienen un grupo alcalino, que puede variar, aunque los más comunes son metilo, etilo o propilo; los más usuales son pues metilparabeno, etilparabeno o propilparabeno, cuyos número de excipiente en la nomenclatura europea es E-218, E-214 y E-216 respectivamente. Aunque estos compuestos se sintetizan de forma industrial para cosmética huelga decir que se encuentran en la naturaleza. Por ejemplo, el E-218 o metilparabeno es un compuesto frecuente en los arándanos, donde actúa como antifúngico y antibacteriano. Curiosamente es este compuesto el que hace tan recomendable los arándanos en la medicina natural cuando se tienen problemas de infección de orina, debido a que se excreta por esta vía.

Estos compuestos se usan por su actividad antibacteriana y antifúngica (mohos y levaduras), que varía su efectividad contra cada grupo de microorganismos dependiendo del derivado del parabeno que sea. La principal ventaja de los parabenos frente a otros conservantes es que son capaces de actuar en medios neutros, mientras que la gran mayoría de conservantes necesitan o son medios ácidos. Los estudios indican que los parabenos no son tóxicos (inocuos) por vía oral. Por otra parte, parece que sí pueden acumularse en la piel si se aplican de forma tópica, puesto que dificulta su excreción. Esto, junto con la capacidad de estos compuestos para mimetizar el estrógeno (una hormona humana) es lo que ha hecho saltar las alarmas contra estos productos, al ser una hormona que cuando está descompensada se relaciona con cáncer. Sin embargo, no existe prueba científica de esta relación entre cáncer y los parabenos. Los estudios en animales mostraron que la acción de los parabenos era unas 100.000 veces menor que la del estradiol que supuestamente imitan (comparando la aplicación de una dosis normal de parabeno con el estrógeno producido de forma natural por las ratas de laboratorio).

Categorías: Bioquímica