Biología

Inicio Biología celular Estructura de la pared celular de vegetales

Estructura de la pared celular de vegetales

Publicado por Ramón Contreras

La pared celular de vegetales es una cubierta externa que envuelve completamente las células vegetales. Su función principal es la de dar soporte a las células vegetales, impidiendo que modifique su estructura. Otros seres vivos presentan pared celular, como los hongos y las bacterias. Cada uno de estos grupos presenta una pared celular diferente de los otros, tanto en su composición como en su organización estructural. La composición de la pared vegetal está formada principalmente por celulosa, un polímero lineal de glucosa muy difícil de digerir por los seres vivos. Puedes leer más sobre la composición de la pared celular en su propio artículo aquí (próximamente).

Vista al microscopio electrónico de la pared celular vegetal.

Vista al microscopio electrónico de la pared celular vegetal.

La pared celular de vegetales se divide internamente en varias secciones ordenadas, llamadas laminilla media, pared secundaria y pared primaria.

La pared primaria se encuentra en todas las células vegetales y está formada por capas superpuestas de microfibrillas de celulosa (se denominan fibrillas al resultado de la unión por puentes de hidrógeno de varios polímeros de celulosa, a la unión de varias fibrillas, microfibrillas). Las microfibrillas de celulosa se superponen formando una matriz de microfibrillas dispuestas al azar, de este modo se apilan entre 3 y 4 capas de microfibrillas. Estas fibrillas representan alrededor del 20% de la pared primaria. Entre las microfibrillas de celulosa encontramos proteínas solubles, con función enzimática y proteínas estructurales, que se anclan a las fibrillas.

La pared primaria permite el crecimiento celular. Cuando una célula vegetal se divide en dos se genera el fragmoplasma. Se excretan fibrillas de celulosa al exterior para generar la pared primaria, encargada de separar a las dos células hijas. Durante el crecimiento de la célula las fibras de celulosa se van separando entre ellas, permitiendo el aumento del volumen de la célula a razón de la presión ejercida por la membrana celular.

En algunos tipos celulares encontramos la pared secundaria. Al microscopio la pared secundaria es muy refringente, debido a su composición. Una vez detenido el crecimiento de la célula, con las fibras de celulosa bastante separadas, algunos tejidos empiezan a sintetizar la pared secundaria. Ésta se sitúa en la inmediación de la membrana plasmática como resultado de la evaginación de vesículas que contienen sus componentes al espacio extracelular. La pared secundaria contiene además de una mayor cantidad de celulosa que la pared primaria, lignina y/o suberina.

Se divide a su vez en tres capas: S1 o capa externa, S2, intermedia y S3, la capa más interna. Estas capas si distinguen por la orientación de las microfibrillas. Las fibrillas de la capa S2 corren casi perpendicularmente a las de las capas S1 y S3. En determinadas células especializadas pueden existir más de 3 capas, como es el caso del algodón o el lino.

Finalmente, la laminilla media corresponde al espacio intercelular, por encima de la pared primaria. Su composición es peptídica, aunque en los tejidos leñosos generalmente se lignifica. Contiene ácido péptico, iones metálicos y ácido galacturónico. La laminilla media es lo que mantiene a las células unidas cuando pertenecen a tejidos jóvenes, aunque con la edad se va volviendo más tenue a causa de la unión creciente de las paredes primarias de las células adyacentes. La lámina media no es observable al microscopio óptico.

Categorías: Biología celular