Biología

Inicio Biología celular El núcleo de la célula

El núcleo de la célula

Publicado por Victoria González

El núcleo es un orgánulo celular que separa el material genético por una envuelta denominada membrana nuclear, que consta de una doble capa fosfolipídica. El primer dibujo del núcleo lo hizo Anton van Leeuwenhoek aunque la primera descripción completa se atribuye a Robert Brown, un botánico que, cuando estudiaba orquídeas, descubrió por casualidad un “botón central brillante” en las células que observaba.

El núcleo es el centro vital de la célula, se encarga de transmitir el material genético y en él se sintetizan proteínas y enzimas básicas para los procesos celulares.

Las características principales del núcleo son:
– Se encuentra en la totalidad de las células eucariotas, salvo en el glóbulo rojo adulto.

– Es esférico, excepto en los glóbulos blancos.
– Existe un núcleo por célula, excepto en los plasmodios y sincitios.
– Se sitúa en el centro de la célula, en los sitios de máxima protección.

Partes del núcleo:
El núcleo interfásico o en reposo divisional (entre dos divisiones celulares) tiene los siguientes elementos:

La membrana nuclear o carioteca es discontinua y tienen poros que ponen en contacto a núcleo y citoplasma. Los poros, que miden en torno a los 200-1.000 Å están remachados por ocho gránulos proteicos y filamentos que regulan el paso de sustancias a través de la membrana.

Nucleoplasma: es el medio acuoso del núcleo. También se le llama carioplasma y contiene una masa acidófila en sistema coloidal, formada por DNA, RNA, proteínas, aminoácidos, enzimas, glúcidos, sales e iones.

Cromatina: está formada por ADN y proteínas. Las proteínas son histonas (H1, H2A, H2B, H3 y H4) y no histonas (actina, miosina y tubulina). Cuando la célula entra en la fase de división la cromatina se compacta en cromosomas. La cromatina está formada por unidades repetidas de nucleosomas. Una célula contiene un promedio de dos metros de ADN, por lo que existe la necesidad de compactar este dentro del núcleo. La unidad compactada es el nucleosoma, que contiene ADN e histonas.

La cromatina interfásica presenta dos formas: heterocromatina, formada por ADN espiralizado, adherido a la membrana nuclear y al nucléolo y que no realiza transcripción; y la eucromatina, formada por ADN desespiralizado y que realiza transcripción.

El nucleolo es una estructura visible en interfase, sin membrana y con dos partes: fibrilar, que contiene ARN heterogéneo nuclear y ARN ribosómico; y granular, que contiene ribosomas, ARN ribosómico y ARN mensajero. El nucléolo es producido por los organizadores nucleolares de los cromosomas, produce ribosomas y los descarga periódicamente al citoplasma celular.

La lámina nuclear es una estructura de naturaleza proteica. Estas proteínas, unidas a las proteínas intrínsecas de la membrana, sirven de fijación a la cromatina.

Cuando la célula entra en división, la cromatina se condensa en cromosomas. Los cromosomas humanos miden de 4 a 6 micrómetros y se tiñen con colorantes básicos como la hematoxilina y la orceína. Para estudiarlos, se observan en la metafase, deteniendo la división con colchicina. Según la posición del centrómero, los cromosomas pueden ser metacéntricos, submetacéntricos, acrocéntricos y telocéntricos.

El núcleo es un orgánulo transcendental: las células eucariotas sin núcleo mueren. Rige todas las funciones celulares y en el reside la información genética, por lo que es portador de los caracteres hereditarios.

Categorías: Biología celular