Biología

Inicio Biología celular Componentes de la envoltura nuclear

Componentes de la envoltura nuclear

Publicado por Ramón Contreras

La envoltura nuclear es una doble membrana que separa el ADN y la maquinaria para su replicación del citoplasma celular de eucariotas. Puedes leer más sobre ella aquí. A través de la envoltura existe un intercambio constante de proteínas que son importadas y moléculas de ARN y proteínas que salen, son exportadas. Este transporte se lleva a cabo a través de los poros nucleares, unas estructuras de alta complejidad que se encuentran en gran número en la envoltura nuclear. Las dos membranas que forman la envoltura nuclear se denominan membrana nuclear interna (MNI o INM de sus siglas en inglés) y membrana nuclear externa (MNE o INM) y su composición es diferente a la de la membrana celular y también cuentan con moléculas diferentes entre una y otra.

La envoltura nuclear tiene una composición química diferente de la membrana celular y ligeramente diferente de la membrana del retículo endoplasmático, de la que deriva. La envoltura consta de un 75% de proteínas, la mayoría de ellas formando parte de los poros nucleares. Un 20% está formada por lípidos que forman sus dos bicapas y un 4% de la envoltura es ARN y otro 1% ADN que se encuentra siempre en contacto con las membranas.

LA MNI interacciona con las proteínas del interior del núcleo, las más abundantes son las láminas A, B y C, que son proteínas estructurales de tipo filamento intermedio IV, que sirven para el transporte desde los poros nucleares hasta los cromosomas y las factorías de replicación. Este contacto se lleva a cabo gracias a proteínas (receptoras) específicas de la INM. La lámina B forma una rejilla ordenada en contacto con la INM y con los poros nucleares, ahciendo de intermediaria entre estos componentes y la cromatina. La INM puede entrar en contacto con otras láminas (A y C) o con la cromatina unida a lámina B.

Entre ambas membranas se encuentra el espacio perinuclear. En esta región se acumulan iones de calcio necesarios para la actividad de los poros nucleares. Además la cisterna perinuclear forma un continuo con las cisternas del retículo endoplasmático rugoso (RER).

En la membrana nuclear externa se encuentran ya algunos ribosomas, que forman parte del RER y que empezarán a sintetizar proteínas a partir de los ARN que salen del núcleo. Muchas de las proteínas que sintetizan estos ribosomas tienen como destino la propia envoltura nuclear, ya sea en la membrana interna o en la externa, puesto que las proteínas se sintetizan hacia la cisterna perinuclear. Rodeando al núcleo se encuentra un entramado de filamentos intermedios, en el citoplasma, que interaccionan con la ENM para mantener el núcleo en la posición adecuada para la función celular.

Durante la mitosis la envoltura nuclear se disgrega para permitir la separación de las cromatidas. Las primeras hipótesis apuntaban a que era el retículo el que se encargaba de reorganizar la envoltura para la formación de los nuevos núcleos. Sin embargo, estudios más recientes parecen indicar que el la adhesión de las láminas B a la envoltura interna la que promueve el reensamblado de los fragmentos de membrana y posiblemente es esta misma interacción la que facilita la separación de la envoltura nuclear al principio de la división.

Categorías: Biología celular