Biología

Inicio Botánica Cianobacterias

Cianobacterias

Publicado por Victoria González

Las cianobacterias pertenecen tanto al grupo de las Cyanophyta como a las Prochlorophyta, y las clasificaciones recientes las incluyen en el dominio Bacteria. Tienen un tamaño que oscila entre los 0,5 – 1 micrómetros, aunque especies como Oscillatoria princeps llegan a los 60 micrómetros. Son organismos pancrónicos, es decir, no han variado mucho desde que aparecieron, hace unos tres millones de años.
Son los organismos más cosmopolitas, y se encuentran siempre en ambientes húmedos, zonas salobres, hielos, zonas con altas temperaturas, etc.

cianobacterias

Algunas cianobacterias como las de la familia Nostocaceae y Rivulariaceae fijan nitrógeno atmosférico por medio de unas células especializadas denominadas heterocistos, que carecen de pigmentos fotosintéticos. Además, tienen las paredes celulares más engrosadas, ya que la nitrogenasa es sensible al oxígeno y tiene que estar bien protegida.

En cuanto a sus características vegetativas, hay cianobacterias solitarias y otras coloniales como Meriscopedia. Son autótrofos, y tienen pigmentos fotosintéticos en lo que se denomina cromatoplasma, y un centroplasma interno sin pigmentos. El cromosoma es generalmente circular, tienen ribosomas y gránulos de volutita, que generalmente están en el cromatoplasma. Algunos de los pigmentos que tienen son: clorofila a, xantofilas y ß-carotenos. Tienen ficobilisomas con biliproteínas: ficoeritrina, de color rojo, y ficocianina, que puede llegar a suponer hasta el 10 por ciento del peso seco de las cianobacterias y les da coloración azulada característica.

Otros elementos de las cianobacterias son los gránulos de cianoficina, formados por cadenas de ácido aspártico y arginina, que son fuente de nutrientes y pueden suponer hasta el 10 por ciento del peso seco. Las cianobacterias también contienen carboxisomas, que son cuerpos poliédricos dispersos por el cromatoplasma y fijan dióxido de carbono, aerosomas, que son vesículas para mantener la flotabilidad, gránulos de volutita, que son fuente de fósforo. Por tanto, el cromatoplasma es muy denso y no se detectan bien los movimientos cromatoplásmicos.

La envuelta celular de las cianobacterias tiene las siguientes partes:
– Vaina: en ocasiones está ausente. Es de naturaleza mucilaginosa, y a veces tiene gran grosor.
– Vagina: membrana rígida de peptidoglucano. Puede ser continua o discontinua, y por lo general no es muy gruesa.
– Locular: similar a la membrana celular.

En la pared celular no se observan plasmodesmos y no tienen cilios y flagelos. Respecto a la reproducción, esta es de tipo asexual, generalmente por bipartición en tabicación transversal. Esta será seguramente la razón por la que estos organismos han evolucionado poco. También producen esporas, y algunas cianobacterias tienen la capacidad de reminiscencia.

En cuanto a la nutrición, la mayor parte de las cianobacterias son autótrofas, aunque también hay organismos heterótrofos y saprófitos. Otras cianobacterias viven asociadas a otras especies, y se han encontrado cianobacterias en el intestino de las cobayas, en anuros, en protozoos, en hepáticas, etc.

Categorías: Botánica