Biología

Inicio Bioquímica El ciclo de la respiración celular

El ciclo de la respiración celular

Publicado por Pablo Morales

La respiración celular es un fenómeno que básicamente es el proceso de extraer la energía química almacenada en moléculas de diferentes sustancias orgánicas como los hidratos de carbono y lípidos. En este proceso, es la oxidación o combustión de compuestos orgánicos de alto contenido energético, como el dióxido de carbono y agua, además de la liberación de energía que se utiliza para que puedan ocurrir por diversas formas de trabajo celular.

Importancia de la respiración celular

En los organismos aeróbicos, la ecuación se simplifica y la respiración celular se puede representar de la siguiente manera:

C 6 H 12 O 6 + O 2 -> 6 CO 2 + 6 H 2 O + energía

La respiración es un fenómeno de importancia fundamental para la célula funcional y por lo tanto para mantener un organismo vivo. En la fotosíntesis se depende de la presencia de luz solar que exista en alrededores. En la respiración celular, incluyendo las plantas, la energía generada se procesa tanto en la luz como en oscuridad, se produce en cada momento de la vida y es llevada a través del cuerpo a todas las células vivas que lo componen.

Si el mecanismo de la respiración está paralizado en un individuo, sus células ya no tienen la energía para realizar sus funciones vitales, comienza, entonces un proceso de desorganización de la materia viva, lo que provoca la muerte del individuo.

En la respiración, la mayor parte de la energía química liberada durante la oxidación de materia orgánica se transforma en calor. Esta producción de calor contribuye al mantenimiento de la temperatura corporal a niveles compatibles con la vida, para compensar el calor que por lo general da un cuerpo con el medio ambiente, especialmente en días fríos. Eso, y no principalmente en aves y mamíferos en otros grupos como los anfibios y reptiles, hace que el cuerpo se caliente principalmente por fuentes externas de calor, cuando, por ejemplo, el animal recibe la luz del sol.

Tipos de respiración

Sabemos que en la vida la energía química de los alimentos puede o no ser extraída con el uso del gas oxígeno. En el primer caso se llama respiración aeróbica.

La respiración aeróbica

Respiración aeróbica se desarrolla principalmente en las mitocondrias, orgánulos que actúan como verdaderas «plantas» de energía.

C6 H12 O6 + O2 -> 6 CO2 + 6 H2 O + energía

En esta ecuación, la molécula de glucosa (C6H12O6) es «desmontada» el fin de crear sustancias relativamente simples (CO2 y H2O). El «desmantelamiento» de la glucosa, sin embargo, no puede hacerse precipitadamente, ya que la energía liberada sería muy intensa y pondría en peligro la vida de la célula. Debemos, por tanto ver que la glucosa es «desmontada» poco a poco. Por lo tanto, la respiración aeróbica comprende básicamente tres etapas: la glucólisis, ciclo de Krebs y cadena respiratoria.

Glucólisis

Glucólisis significa «ruptura» de la glucosa. En este proceso, la glucosa se convierte en dos moléculas de un ácido orgánico que tiene 3 átomos de carbono, llamado ácido pirúvico (C3 H4 O3). Que se active y reactiva de células que consumen dos ATP (almacenes de energía química procedentes de la distribución de alimentos según las necesidades de la célula).

Categorías: Bioquímica