Biología

Escamas

Publicado por Pablo Morales

En el reino animal existen varios organismos que recubren su cuerpo con lo que denominan escamas. Básicamente hay tres tipos grandes de escamas según pertenecen a peces, reptiles o insectos. Las escamas reptilianas están compuestas de queratina y tienen un origen tisular epidérmico. En el caso de las escamas de insectos, éstas están presentes en las alas de las mariposas y polillas (Lepidoptera), estas tienen una consistencia polvorienta, lo que hace que se desprendan fácilmente, y son responsables de dar el colorido a estos insectos.

escamas serpiente

Las escamas de los peces serán el principal objeto en esta ocasión. Tienen como función proteger al pez de las abrasiones que pueda sufrir en el medio, al tiempo que ofrece elasticidad para realizar un nado eficiente.

Siempre que hablamos de peces debemos distinguir entre los peces cartilaginosos (Condríctios) y los óseos (Osteíctios). Los peces cartilaginosos poseen escamas pequeñas y de forma placoidea que recubren su piel. Cada escama tiene una espina apuntando hacia atrás, de esta forma la espina es más hidrodinámica, y una placa basal de dentina. Estas espinas es lo que hace que los tiburones y las rayas presenten al tacto una consistencia similar a la de un papel de lija. La conformación de estas escamas es muy similar a la de los dientes, ya que además de dentina también contienen esmalte.

Por otra parte, los Osteíctios pueden presentar tres tipos principales de escamas, según el Orden y la Familia de peces en cuestión. Estas escamas son diferentes en cuanto a su morfología, pero comparten su origen tisular que, al contrario de los Condríctios, es dérmico. Otra característica común, que también las distingue de las escamas placoideas, es su forma redondeada.

escamas tiburon

El primer tipo de escama de peces óseos que vamos a tratar son las ganoideas. Estas escamas son generalmente romboides en forma, y están compuestas de una capa basal ósea, luego una capa de dentina y una capa externa de una sal ósea inorgánica llamada ganoina. Alguna de las familias de peces que presentan este tipo de escamas incluyen: Polypteridae, Polyodontidae, Lepisosteidae y Acipenseridae. Estas escamas se sobreponen unas a otras con juntas flexibles que permiten mayor libertad de movimiento al pez.

Las escamas cicloideas son de forma ovalada, están imbricadas unas con otras, lo que quiere decir que la parte anterior de una escama está por debajo de la parte posterior de la otra, tal como sucede con el tejado de un techo. El borde posterior de estas escamas es liso, como veremos a continuación ésta es una diferencia clave con las escamas ctenoideas.

Las escamas ctenoideas, junto con las anteriores, son las que se encuentran en la mayoría de los peces teleosteos. Al igual que las anteriores, presentan un arreglo imbricado, pero su rasgo característico es la presencia de estructuras que recuerdan a cerdas de peines en su margen posterior.

Estos últimos dos tipos de escamas tienen una particularidad en común. Ambas presentan anillos de crecimiento, mediante los cuales se puede estimar la edad de un pez. Esto es debido al crecimiento estacional de los peces, que es acompañado por el crecimiento en las escamas que queda registrado de esta forma.

En algunas especies de peces, machos y hembras tienen diferentes tipos de escamas. Las hembras tienen escamas cicloideas, mientras que los machos ctenoideas. Esto se da por ejemplo en lenguados (flatfish, en inglés)

Las escamas también pueden ser útiles en paleontología, ya que, aunque no tan frecuentemente como el esqueleto, son plausibles de fosilización.

Categorías: Anatomía animal

Un comentario para “Escamas”