Biología

Inicio Anatomía humana, Fisiología humana Ritmos circadianos y su relación con el envejecimiento

Ritmos circadianos y su relación con el envejecimiento

Publicado por Marlene

Una característica común del envejecimiento es el avance del tiempo de sueño a horas más tempranas, a menudo antes de lo deseado. La luz es la principal señal ambiental que influye en los ritmos circadianos y sirve para sincronizar el sistema circadiano de casi 24 horas con el día ambiental de 24 horas. Y por lo tanto, la luz interior juega un papel dominante en la sincronización de los ritmos circadianos para la mayoria de la gente. Se ha demostrado que el uso de iluminación artificial en la noche suprime parcialmente y altera el ritmo del ritmo de melatonina y el sueño en adultos jóvenes. Por lo tanto, el patrón de la exposición a la luz en la noche es un mecanismo probable que contribuye al tiempo circadiano y al sueño en adultos mayores, y existe evidencia para apoyar las diferencias relacionadas con la edad en los patrones de exposición a la luz en adultos mayores que viven en la comunidad.

Los seres humanos ejercen un control considerable sobre su exposición a la luz en su entorno. En general, las investigaciones no sugieren que los adultos mayores estén expuestos a menos luz durante el día en comparación con los adultos más jóvenes, aunque puede que este no sea el caso de los adultos que se encuentran en centros de atención residencial. Sin embargo, pueden surgir diferencias importantes en la transmisión de la luz a través de ojos más jóvenes en comparación con los más viejos. Por ejemplo, la lente humana se pone amarilla y aumenta en grosor con la edad, lo que lleva a una reducción anual estimada del 1% en el paso de luz general a la retina con cada año por encima de los 18 años. Este color amarillo tiene un efecto selectivamente más fuerte en las longitudes de onda más cortas de la luz, que son absorbidas preferentemente por las células ganglionares de la retina (ipRGC) intrínsecamente fotosensibles que transmiten información sobre la hora del día al SCN, y el grado de amarilleo de la lente está asociado con trastornos del sueño en adultos mayores. El tamaño de la pupila y la capacidad de respuesta de las ipRGC a la luz azul pueden disminuir con la edad, aunque no todos los hallazgos son consistentes.

Las cataratas también se han asociado con una calidad del sueño deficiente, y la eliminación puede ejercer un efecto beneficioso sobre la eficiencia del sueño y la amplitud del ritmo de melatonina en adultos mayores. Sin embargo, la magnitud de este efecto parece limitada y transitoria, y puede ser más pronunciada en individuos que tienen una calidad de sueño particularmente baja. Dada la sensibilidad del sistema circadiano a la luz de longitud de onda más corta (con respecto a la liberación de melatonina, por ejemplo), los ensayos clínicos controlados aleatorios recientes han evaluado los efectos circadianos de los lentes de «bloqueo azul» diseñados para reducir la fototoxicidad. Sin embargo, la evidencia hasta la fecha no ha indicado efectos claros de tales lentes en las medidas de eficiencia del sueño, actividad o liberación de melatonina.

Categorías: Anatomía humana, Fisiología humana