Biología

Inicio Zoología El dragón marino rojo, un nuevo primo del caballito de mar

El dragón marino rojo, un nuevo primo del caballito de mar

Publicado por Ramón Contreras

No, hoy no hablaremos del monstruo del lago Ness ni de otros animales fantásticos, ni de dónde encontrarlos. El dragón marino del que hablaremos hoy es de unos pocos centímetros (menos de tres realmente) y ha estado escondido del ser humano durante todo este tiempo. Tan solo recientemente se han encontrado y filmado, especímenes vivos. El dragón marino rojo fue descubierto en 2015 y desde entonces se han ido consiguiendo más evidencias para poder clasificar esta nueva especie de dragón marino.

Narval, el unicornio marino

Filogenia e historia evolutiva: la nueva especie de dragones marinos, el dragón marino rojo (Phyllopteryx dewysea) se une a la especie de dragón marino común o dragón de agua (Phyllopteryx taeniolatus), ampliando el género a 2 especies. Además de ellos se denomina también dragón marino, éste foliado, a Phycodurus eques. Estas tres especies en conjunto pertenecen a la misma familia que los caballitos de mar o los peces pipa, Syngnathidae, del Orden taxonómico Syngnathiformes. Todos estos peces óseos forman parte de la Clase Actinopterygii, dentro de los vertebrados, del Filo Chordata. Se conoce muy poco de estas especies de dragón marino, por lo que no se descarta que puedan ser añadidas nuevas especies en la taxonomía en los próximos años.

Descripción: muy poco se sabe del dragón marino rojo, tan solo se ha filmado una vez vivo y solo se han recuperado especímenes muertos (un par de ellos). Los especímenes recuperados tienen un tamaño menor de 3 centímetros y presentan un color rubí intenso característico, en las que se aprecian líneas verticales de mayor intensidad. Uno de sus rasgos más distintivos y que lo diferencia completamente de otros dragones marinos y que además se creía que era un rasgo compartido de todos ellos es la falta de apéndices en forma de hoja que los otros dragones marinos usan para camuflarse entre la vegetación. Además de esto tiene las características propias de los dragones marinos, una boca muy alargada, la cabeza separada del cuerpo por un cuello delgado y una cola fina y alargada, que en esta especie es enrollable.

Distribución y hábitat: los dragones marinos se encuentran en las aguas del suroeste de Australia y el Archipiélago de La Recherche. Esta especie parece estar adaptada, a diferencia de sus especies hermanas, a profundidades mayores, de hasta 50 metros, en zonas de fondo arenoso dominados por las esponjas. Esto se sabe por tan solo dos especímenes vistos en este tipo de áreas, es posible que puedan vivir en otras condiciones, pero no se sabe más de ellos.

Interacción con el ser humano: la especie fue originalmente descrita en 2015 a raíz de unas capturas. Sin embargo, los especímenes muertos carecían de los apéndices típicos de otros dragones marinos, por ello se creyó que simplemente los habían perdido durante la captura con redes. Sin embargo, tamaña fue la sorpresa cuando se observaron en vivo sin ese rasgo tan característico. El descubrimiento de esta especie nos revela cuanto nos queda todavía por conocer del océano y más de la región que evolucionó apartada de todas las demás como es Australia, un continente con una gran riqueza en especies únicas.

Categorías: Zoología