Biología

Inicio Biotecnología, Virus Papayas, virus y transgénicos

Papayas, virus y transgénicos

Publicado por Ramón Contreras

Corría el principio del siglo XX cuando en Hawái la papaya era uno de los principales pilares de la economía agrícola de las islas. En ese tiempo un virus empezó a verse en los campos de cultivo, el virus del mosaico de la papaya o también virus del anulado de la papaya o virus de la mancha anular. Sin embargo la afección de las papayas no fue severa hasta que a mediados del siglo el virus mutó y se convirtió en una especie mucho más agresiva, en los 12 años siguientes la producción de papaya hawaiana cayó drásticamente, alrededor del 94%, debido a la nueva cepa vírica.

Los virus como herramienta biotecnológica

Para intentar solucionar el problema se cambiaron todas las plantaciones de papaya de isla y se estableció una cuarentena muy estricta al tráfico entre ambas islas y sobre todo a frutas y verduras, para intentar salvar las plantaciones. Pero la cuarentena no fue suficiente. En 1971, cuando las plantaciones de Oahu ya estaban completamente afectadas, se descubrió la presencia del virus del anulado en jardines de la nueva localización de las plantaciones, en Puna. A pesar de los esfuerzos de agricultores y gubernamentales el virus se extendió a las plantaciones de papaya en los 20 años siguientes y en 1995 la producción de papaya de Puna estaba completamente arruinada.

En aquella época un segundo intento por relocalizar los campos destinados al cultivo de la papaya se llevó a cabo, pero sin mucho éxito. El archipiélago se veía con un grave problema económico y alimentario sin la papaya. La nueva cepa del virus atacaba a todos los cultivos de papaya malogrando los esfuerzos de los agricultores.

A finales del siglo XX la tecnología de la transgénesis empezaba a funcionar. En aquella época estaban saliendo a la luz las primeras variedades de maíz y soja transgénicas. Sin embargo, el equipo científico de la universidad de Hawái, con el soporte de las instituciones gubernamentales, dedicó sus esfuerzos a la lucha del virus de forma similar al funcionamiento de las vacunas humanas.

En la universidad hawaiana se crearon dos variedades de papaya nuevas. Una de ellas se protegía de una manera similar a cómo funcionan las vacunas contra los virus. Estas plantas eran infectadas con virus desarmados, que no tenían capacidad infectiva, de tal forma que las plantas podían adquirir resistencia luego frente al virus nativo. Para crear estas plantas se cogían embriones de papaya y se les introducía el gen de la cubierta del virus, de tal manera que la expresaban en sus células y los virus ya no infectaban a sus células. Este método de acción se demostró como completamente eficaz para para las infecciones de los campos de papayas.

Por otra parte se utilizaron técnicas de transgénesis dirigida, cruzando dos variedades existentes de papaya, la comercial Kapoho y la poco comercial SunUp, dando lugar a la variedad Rainbow. La variedad Kapoho era muy poco resistente al virus mientras que la variedad SunUp era completamente resistente. De esta manera la variedad Rainbow se aprovechaba de la capacidad de resistencia de SunUp, mientras que sus frutos tenían características de la variedad Kapoho, para su comercialización.

Con ambas técnicas se consiguieron salvar los campos de papayas hawaianos y permitieron a la población mantener su economía y su alimentación tradicional.

Categorías: Biotecnología, Virus