Biología

Inicio Biotecnología, Inmunología, Virus El Descubrimiento de la Penicilina y los Anticuerpos

El Descubrimiento de la Penicilina y los Anticuerpos

Publicado por Pablo Morales

La inmunología, como su nombre lo sugiere, es la ciencia responsable por el estudio del sistema inmunológico y sus funciones. Ella se atiene al análisis de procesos relativos a la defensa del organismo contra agentes extraños (antígenos) y de esa forma, permite la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades y también de alergias.

INFLU1

El sistema inmunológico es complejo e involucra la relación entre tejidos, células y mediadores químicos capaces de responder a la presencia de los antígenos. En la gran mayoría de los casos, el los reconoce, enviando respuestas específicas para su neutralización, metabolización y eliminación.

En un nuevo contacto con el mismo antígeno, el sistema actúa de forma más rápida y eficiente y en algunos casos puede crear resistencia a él, inviabilizando las infecciones.

Esta ciencia es tan importante que gracias a ella, pudieron ser desarrolladas las vacunas y enfermedades alérgicas y autoinmunes pudieron ser comprendidas y tratadas.

El descubrimiento de la penicilina se dio de forma accidental por el médico y bacteriólogo escocés Alexander Fleming en 1928. Investigando sustancias capaces de combatir bacterias en heridas, olvidó su material de estudio sobre la mesa y se fue de vacaciones.

Al retornar a su trabajo, observó que sus cultivos de Staphylococcus aureus estaban contaminados por hongos y que en los lugares donde estaba el hongo, existían halos transparentes en torno de ellos, indicando que este podría contener alguna sustancia bactericida.

Al estudiar las propiedades de este suceso, identificado como perteneciente al género Penicillium, Fleming se dio cuenta que el proveía una sustancia capaz de eliminar diversas bacterias, como al estafilococos: responsables por la manifestación de diversas enfermedades, tanto comunes cuanto más graves. La sustancia recibió el nombre de la penicilina.

PENICILINA

Tal descubrimiento, comprobadamente inofensivo para las células animales, fue aislado concentrado y purificado en laboratorios algunos años después por Howard Florey y Ernst Chain. En la época de la Segunda Guerra Mundial, esta sustancia fue producida en gran escala, por fermentación, salvando millones de vidas.

La penicilina se volvió disponible a la población civil en la década del 40: la misma época en que los tres investigadores ganaron el premio Nobel de Medicina por sus descubrimientos, estas capaces de impedir la muerte y complicaciones de enfermedades como neumonía, sífilis, difteria, meningitis, bronquitis, entre otras.

Actualmente la penicilina es utilizada de forma menos frecuente en razón de su uso indiscriminado, causando la selección de las bacterias y consecuentemente, a lo largo del tiempo, resistencia a este antibiótico.

Así, hoy la Amoxicilina es el antibiótico más ampliamente utilizado en el tratamiento de enfermedades bacterianas.

Los anticuerpos, también conocidos como inmunoglobulina, son proteínas con enlaces de uno o más azúcares de características sintetizadas que son expelidas por las células plasmáticas.

Poseen una forma estructural en Y compuesta por cuatro cadenas de poli péptidos.

Su función es realizar la defensa del organismo a partir de la inhibición de toxinas, impedimento de multiplicación de microorganismos y destrucción de antígenos.

La reacción de los anticuerpos se inicia aún en el período intra-uterino cuando copian las secuencias de los aminoácidos producidos por el feto que las almacena.

Al detectarse un antígeno, o sea, una sustancia que el sistema inmunológico no reconoce los anticuerpos trabajan para eliminarlo a través de la fijación del complemento, o opsonización, de granulación de los mastocitos, aglutinación, neutralización de la sustancia, entre otros.

Son clasificados en:

IgM: Proteínas encontradas en los linfocitos B.

IgA: Proteína dominante encontrada en la saliva, lágrima, leche, mucosas del tracto digestivo respiratorio gastrointestinal y genitourinario cuya función es proteger el organismo contra virus y bacterias.

IgG: La única proteína que pasa por la placenta. Compone el 80% de los anticuerpos del organismo siendo encontrada en la circulación de la sangre.

IgE: Proteína de baja concentración presente en las membranas de los basófilos y mastocitos. Desencadena procesos alérgicos cuando es encontrado en altos niveles.

IgD: Proteína receptora del antígeno encontrada en la superficie de los linfocitos.

Categorías: Biotecnología, Inmunología, Virus