Biología

Inicio Virus Cómo consiguen los virus reproducirse

Cómo consiguen los virus reproducirse

Publicado por Ramón Contreras

Muchas veces cuando hablamos de la infección viral se emplean frases similares a “el virus secuestra la maquinaria transcripcional de la célula infectada”. Estas frases hacen referencia a que el virus en realidad no contiene la información para generar las proteínas necesarias para copiar su material genético (ADN o ARN). Es por eso que necesita introducirse dentro de una célula para emplear las ARN polimerasas y otras proteínas que colaborar en la síntesis de ARN para copiarse a sí mismo. Es un parásito tan especializado que necesita un hospedador para llevar a cabo la función vital más sencilla, reproducirse, porque no cuenta con las herramientas necesarias para ello. Es por eso que muchas veces no se le considera un ser vivo, puesto que no cumple una de las tres funciones básicas de los seres vivos, es incapaz de copiar su material hereditario por si mismo.

Virus bacterianos o bacteriófagos

¿Cómo lo hacen los virus para emplear la maquinaria de transcripción del hospedador? Las ARN polimerasas, que copian el ADN para hacer ARN son moléculas evolutivamente antiguas y por eso son muy similares en todos los grupos de seres vivos. La transcripción se lleva a cabo cuando la ARN polimerasa se une a una secuencia de ADN y la copia. Para ello el virus se aprovecha del funcionamiento básico de los procesos de transcripción de ADN a ARN comunes a todos los seres vivos. Las secuencias de ADN tienen regiones llamadas promotores situadas delante de los genes cuya secuencia es reconocida por las ARN polimerasas, que se unen a ellas. Estas secuencias de ADN son importantes puesto que tienen mayor o menor afinidad por la ARN polimerasa dependiendo de las condiciones exteriores, como presencia de hidratos de carbono, temperatura, luz, etc. de esta manera los genes se activan cuando la célula recibe una señal específica.

Por el contrario los virus cuentan con promotores muy potentes, en su ADN o ARN se encuentran regiones similares a los promotores de otros seres vivos. Los promotores de virus han evolucionado especialmente para atraer la maquinaria de transcripción en todas las circunstancias, se dice que son constitutivos, puesto que al igual que algunos promotores de las células se transcriben constantemente. Con esto el virus consigue atraer las proteínas necesarias para la replicación de su material genético en detrimento de la síntesis de las proteínas propias de la célula. Esto produce que las células en respuesta creen más polimerasas para poder sintetizar sus proteínas, pero en realidad esto solo ayuda a los virus a hacer más copias de sí mismos.

De esta manera el virus consigue que sus propias proteínas, que formaran parte de la envuelta o la cápside del virus u otras proteínas necesarias para la infección se sinteticen en gran número dentro de la célula. Además de esta manera se genera un gran número de copias del propio material hereditario del virus, que gracias a las proteínas sintetizadas se introducirá en la cápsula o envuelta vírica y permitirá su dispersión a otras células del organismo o al medio, listo para infectar a un nuevo hospedador.

Categorías: Virus