Biología

Inicio Botánica, Taxonomía Historia evolutiva de las algas verdes

Historia evolutiva de las algas verdes

Publicado por Ramón Contreras

Se conocen como algas verdes a 2 divisiones relacionadas entre sí y que se encuentran cercanas a las plantas verdes evolutivamente taxonómicas (en botánica se usa la nomenclatura División en lugar de Filo, por lo tanto, son dos grupos tan relacionados evolutivamente como artrópodos y cordados). El grupo es pues parafilético, no tiene valor taxonómico real. Además, fuera de este grupo también se encuentran especies que son de color verde, aunque debido a otros criterios no se agrupan junto a las algas verdes. Todas las algas y las plantas, terrestres o acuáticas, se considera que tuvieron un antecesor común, que fue el que adquirió el primer cloroplasto a través de un evento de endocitosis, que contenía como pigmento captador de luz clorofila a hace 1.500 millones de años.

Cícadas y otros espermatófitos

Más allá de ese punto se considera que las algas aparecieron hace unos 1.200 millones de años y que se dividieron en el subreino Biliphyta que incluye a las algas pardas, rojas y algas verdes biflageladas entre otros grupos y en el subreino Chloroplastida o Viridiplantae, que empezó a diversificarse hace 1.000 millones de años con la aparición de la clorofila b y el uso del almidón como sustancia de reserva y de estas las plantas verdes que fueron paulatinamente conquistando el medio terrestre. Bajo la denominación de algas verdes se encuentran algas estrechamente relacionadas con las plantas verdes y otras algas más alejadas evolutivamente. Existen unas 10.000 especies de algas verdes, muchas de ellas unicelulares y flageladas aunque tengan un antecesor común.

En definitiva, las algas verdes incluyen la división taxonómica Chlorophyta y la División Charophyta, dentro del taxón sin rango de Streptophyta, que comparte con las plantas verdes. La división Chlorophyta, las algas verdes verdaderas son unas 8.200 especies y son tanto unicelulares como pluricelulares, formando estructuras filamentosas y poco organizadas en su mayoría, sin raíces propiamente dichas, ni tejidos diferenciados u organos. Son preferentemente de agua dulce, aunque también hay especies marinas (tan solo el 10%) y algunas se han adaptado a vivir en gran variedad de entornos con un contenido de agua, como por ejemplo en el espacio entre los gránulos de tierra o en charcos que se forman periódicamente, como en ventisqueros de alta montaña.

La idoneidad de Charophyta como taxón está en discusión, puesto que parece ser un grupo parafilético que incluye algas unicelulares y multicelulares sin flagelo. Las Carofitas agrupan 6 grupos, clasificados provisionalmente como clases. El estudio evolutivo ha resultado controvertido, puesto que, dependiendo del material genético analizado, genoma nuclear o ribosómico 18S, parece que las plantas verdes están más relacionadas con un grupo u otro. A medida que más información se aporta, del estudio del genoma mitocondrial y plastídico y otras secuencias del genoma parecen demostrar que son las Charales y no las algas conjugadas (Zygnematophyceae), los parientes más cercanos de las plantas verdes.

Las algas verdes forman gran número de simbiosis, la más conocida es posiblemente su participación en los líquenes, pero también se relacionan en simbiosis con grupos de protistas, cnidarios o esponjas (del Reino Animalia).

Categorías: Botánica, Taxonomía