Biología

Inicio Técnicas en biología Experimentación animal

Experimentación animal

Publicado por Ramón Contreras

La experimentación con animales es un tema controvertido. Cuando hablamos de experimentación con animales hay que separar las distintas cosas que podemos considerar como experimentación animal. Por un lado tenemos la experimentación con animales cuyo objetivo es ampliar los conocimientos científicos mediante el estudio de animales de laboratorio como modelo (moscas, ratas, ratones o gusanos son los más usados en este aspecto). Por otro lado podemos encontrar el uso de animales en laboratorios como parte de las pruebas de medicamentos. Tras el estudio en cultivos celulares y antes de pasar a las pruebas en humanos hay una fase de pruebas en animales, ratas y ratones son otra vez los más utilizados. Finalmente podemos hablar de las pruebas cosméticas con animales (prohibida en Europa), que propiamente dicha no es experimentación con animales. Los ratones son un organismo modelo muy útil puesto que no solo comparte el 98% del genoma con el ser humano, sino que se ha comprobado que en muchos aspectos su cuerpo responde de manera semejante al humano (¡ojo! En muchos casos que no en todos).

Tinción GRAM

La experimentación con animales en principio es necesaria para conocer a los animales, todo el mundo quiere que su perro/gato/conejo no se muera de algo, por lo que la experimentación animal veterinaria siempre será necesaria. Así como para mejorar las técnicas empleadas en humanos hay que experimentar con humanos, para poder mantener a los animales domésticos hay que seguir investigando en ellos. Por otra parte muchas prácticas médicas, como quirúrgicas se implementan en animales para probarlas antes de pasarlas a humanos.

En la experimentación para probar medicamentos el orden establecido de las pruebas es: cultivos celulares- animales-humanos. Las pruebas en animales (ratones principalmente) ayudan a descartar aquellos medicamentos que al dárselos a un organismo vivo causan algún problema. Es verdad que un ratón no es lo mismo que un ser humano y lo que va bien para un ratón puede no funcionar en humanos. Para eso se hacen las pruebas en humanos. Las pruebas en animales sirven para eliminar todos los que no funcionan en un organismo completo. ¿Imaginas la de medicamentos que estaríamos probando directamente en humanos si no eliminásemos los que no funcionan en animales?

Nuevas técnicas tal vez permitan sustituir parte de la experimentación animal en los próximos 100 años, cuando se pueda replicar y mantener órganos humanos en un laboratorio (y tendrá que darse un cambio radical en la sociedad para permitir que se creen órganos de laboratorio como fetos, cerebros, etc). En la actualidad se emplean pruebas complementarias, como simulaciones en el ordenador o en cultivos celulares.

Supongamos que se eliminan las pruebas con animales. Pasamos de las pruebas en ordenador o cultivo celular a las pruebas en humanos. Supongamos también que un medicamento sale mal en el 1% de los casos. Siempre cabrá la duda de si eso se podría haber evitado probando antes en animales. ¿Quién va a decidir que ese 1% de la población humana tiene que padecer por no experimentar con animales?

La experimentación animal es cada vez menor, eso es un hecho. Pero es gracias al avance de la ciencia, no a que se decidiera dejar de investigar antes de hora. No va a desaparecer porque es igual de necesaria que la humana, si queremos curar a los cerdos, vacas, pollos, conejos, perros gatos… siempre será necesaria.

Categorías: Técnicas en biología