Biología

Inicio Patología Por qué el Resfriado común se resiste a tener vacuna

Por qué el Resfriado común se resiste a tener vacuna

Publicado por Ramón Contreras

El resfriado o resfrío o catarro común es una afección leve de las vías respiratorias superiores. Está enfermedad típica de la época fría del año está causada principalmente por un virus del grupo de los rinovirus o bien, de los coronavirus. Puedes leer más sobre los rinovirus y los coronavirus en su propio artículo aquí y aquí.

No existen vacuna contra una de las enfermedades que más afecta a los humanos.

No existen vacuna contra una de las enfermedades que más afecta a los humanos.

Esta enfermedad es altamente contagiosa y se cree que es la enfermedad que más afecta a los seres humanos a lo largo de su vida. Sin embargo, no se conoce cura para ella. Por suerte es una dolencia leve que entre una y dos semanas debería ser superada con un tratamiento relativamente sencillo, aunque el estado anímico del paciente puede llegar a estar muy bajo. Si se dan complicaciones como bronquitis o infección de oído puede desarrollarse de manera perniciosa. Los síntomas y los tratamientos paliativos para el resfriado común puedes consultarlos aquí. La principal “virtud” de estos virus para triunfar es la rápida dispersión que poseen de persona a persona. Son capaces de tan solo 16 horas de infección tener una población suficiente para dispersarse a otros individuos, por lo que contener un brote de resfriado es prácticamente imposible sin un aislamiento de los individuos afectados.

Se han catalogado unos 200 serotipos de virus que pueden causar los síntomas que se consideran propios del resfriado común en humanos. Casi la mitad de ellos, un 40% aproximadamente, forman parte de los rinovirus. Los coronavirus se encuentran en alrededor del 15%. El resto de infecciones del tipo catarro están causadas por virus del grupo influenza (10%), el de la gripe, y en mucha menor medida por virus parainfluenza, adenovirus (5% de los casos), enterovirus o metapneumovirus. Esta gran variedad de causantes de la enfermedad complica una respuesta del sistema inmune sólida contra el resfriado. Además la mayoría de ellos no pueden crecerse en laboratorio para su estudio lo que complica la obtención de cualquier conocimiento sobre ellos.

La otra parte de la explicación del porqué no existe cura para una de las enfermedades que se sufren con más frecuencia es que por un lado el cuerpo es capaz de defenderse solo de ella, aunque deje al enfermo durante una semana en cama, y que los virus causantes del resfriado pertenecen al grupo IV de virus, aquellos virus cuyo material genético es una hebra monocatenaria positiva de ARN y por lo tanto, son un tipo de virus con una alta capacidad de mutar. Estos virus cada año presentan proteínas ligeramente diferentes en su cubierta, esto impide que se pueda establecer una vacuna para que los glóbulos blancos del cuerpo puedan reconocer alguna proteína de la cubierta del virus para atacarlo. De esta manera los leucocitos tienen que crear nuevos anticuerpos para detectar los virus del resfriado común cada año.

Dependiendo de las mutaciones aleatorias que acontecen en el ARN de los coronavirus y los rinovirus la gravedadde la enfermedad puede cambiar de año en año y en distintas regiones geográficas, lo cual complica todavía más el encontrar una forma de combatirlo.

Categorías: Patología