Biología

Inicio Patología Anisakis: alergia e infección

Anisakis: alergia e infección

Publicado por Ramón Contreras

El género Anisakis es un grupo de gusanos nematodos que infecta principalmente crustáceos, peces y mamíferos acuáticos.en estos hospedadores lleva acabo su complicado ciclo vital en el que se incluyen hasta 4 estados larvarios diferentes y un estado adulto. Puedes leer más sobre estos gusanos de 2 cm de tamaño en su propio artículo aquí.

Las pruebas a alérgenos son comunes en todos los sistemas de salud.

Las pruebas a alérgenos son comunes en todos los sistemas de salud.

Sin embargo, en ocasiones la ingesta de alguno de estos animales contaminados puede dar lugar a la infección en seres humanos. En realidad el anisakis no es capaz de proliferar y completar su ciclo vital en humanos, aunque su similitud con los mamíferos acuáticos hace que sí sea vulnerable a su infección.

El anisakis puede causar 2 tipos de problemas en los seres humanos. El primero de ellos es la reacción alérgica. Las larvas tipo L3 son altamente reactivas a las inmunoglobulinas E (IgE) del sistema inmune, por lo que desencadenan una reacción hipersensible con sarpullido en la piel e inchazón de estómago. Para tratarlo se debe suministrar antihistamínicos y si se sospecha que el anisakis es la causa de la reacción deben realizarse otras pruebas para detectar el segundo tipo de problemas que pueden causar el anisakis en humanos.

Estos pequeños gusanos han entrado en las listas de alérgenos de muchos países en los últimos años, aunque en algunos países de América todavía no se han incluido y no existe normativa sobre el tratamiento del marisco y el pescado. En Japón, por ejemplo, donde la cultura gastronómica de comer pescado crudo es muy antigua las pruebas de alergias a anisakis son rutinarias y se realizan conjuntamente con las demás. Como en todas las alergias la sintomatología es muy variable y puede ir desde un sarpullido y urticaria en el aparato digestivo superior, angiodema (inflamación de la lengua, la faringe, y los músculos de la cara)

En segundo lugar encontramos la problemática asociada a la parasitosis del anisakis (denominada anisakiasis, anisakiosis o anisakidosis). Estos problemas se asocian a la presencia de larvas en el sistema digestivo humano. Un bajo porcentaje de veces se refleja en molestias gástricas (entre el 20 y el 30%) pero sobretodo intestinales muy dolorosas con hinchazón del intestino.

Como las larvas de anisakis no pueden desarrollarse correctamente en el ser humano es una cuestión de tiempo que mueran y desaparezcan los síntomas. Durante ese tiempo suelen darse tratamientos paliativos de los síntomas, que incluyen la inflamación de la mucosa gástrica, que es donde se alojan las larvar, vómitos diarreas y, en general, el cuadro clínico es muy similar a otras infecciones del tracto digestivo, razón por la que muchas veces su diagnóstico es complicado.

En España la normativa sobre cómo debían ser tratados pescados y mariscos antes de su consumo entro en vigor en 1995, el primer caso data de 1991, y en Chile en el 2000 todavía no había una respuesta del Gobierno ante los primeros casos médicos de intoxicación.

La congelación a menos de -20ºC durante 48 horas o el cocinado a más de 60ºC en el interior del marisco o pescado, son suficientes para matar a las larvas de anisakis, por lo que no podrán extenderse por las mucosas gástricas. No obstante, es posible que a pesar de tomar estas medidas preventivas si desencadenen reacciones alérgicas.

Categorías: Patología