Biología

Inicio Protistas Trypanosoma brucei, el verdadero causante de la enfermedad del sueño

Trypanosoma brucei, el verdadero causante de la enfermedad del sueño

Publicado por Ramón Contreras

La enfermedad del sueño o tripanosomiasis es una dolencia de la especie humana y otros animales. Como su nombre indica el síntoma más llamativo de todos los que causa esta infección es tener unas ganas de dormir incontrolables. Puedes leer más sobre esta enfermedad endémica africana en el artículo que le dedicamos a ella aquí (próximamente). La enfermedad está causada por la toxina que genera una euglena, que daña las neuronas, Trypanosoma bruci, de la que se han descrito tres subespecies, todas ellas infectivas, aunque con diferencias en la progresión de la enfermedad.

Algas Euglenas

Filogenia e historia evolutiva: la especie T. brucei cuenta con tres subespecies: T. b. brucei, causante del nagana, la tripanosomiasis animal; T. b. gambiense, relacionada con la tripanosomiasis crónica de inicio lento y la T. b. rhodesiense, causante de la enfermedad del sueño aguda o de inicio rápido. El género Trypanosoma contiene 20 especies de las que varias de ellas pueden infectar al ser humano como T. infestans (la enfermedad de Chagas) y todas son parásitas. El género se recoge dentro de la familia taxonómica Trypanosomatidae, del Orden Trypanosomatida, dentro de la clase Kinetoplastae del Filo Euglenozoa del Reino Protista.

Descripción: T. brucei es el típico eucariota unicelular con flagelo, aunque cuenta con tan solo una gran mitocondria. Normalmente este protista se encuentra en su forma Tripomastigote, con el cuerpo basal situado posteriormente al núcleo y un flagelo largo conectado con el cuerpo celular. Pero cuando se haya en el intestino de la mosca tsé-tsé la conformación celular cambia y la conexión del flagelo con el cuerpo basal pasa a ser anterior al núcleo (antes se insertaba el flagelo por debajo del núcleo y ahora lo hace por arriba).

Distribución y hábitat: esta euglena, así como la enfermedad que produce se consideran endémicas del cono sur africano (por debajo del Sahara), aunque se diferencias la enfermedad del sueño oriental de la occidental, dependiendo de la subespecie de mosca tse-tsé de la que hablemos. La mosca tsé-tsé es el vector de transmisión de la enfermedad. El reservorio natural de la enfermedad es el ser humano, que supone hasta el 70% de la plobacion de T. brucei. En otros mamíferos y el la mosca del sueño se encuentra el 30% restante, suendo la población que vive en el sistema digestivo del vector entre el 1 y el 15%. Puedes leer más sobre la mosca del sueño en el artículo que le dedicamos aquí (próximamente).

Interacción con el ser humano: T. brucei no solo ataca al hombre, sino que también afecta al ganado y a los animales salvajes, por lo que la erradicación de la enfermedad es muy complicada. a esto además hay que añadir la inestabilidad política de varios países donde se encuentra la mosca tsé-tsé, las constantes migraciones de personas de un país a otro y la falta de recursos para hacer frente a la propagación de la enfermedad. la enfermedad tiene un periodo de incubación de entre 1 y 3 semanas, por lo que muchas veces es difícil de relacionar una picada de estas moscas con los síntomas (fiebre, chancros, dolor de cabeza, etc.).

Categorías: Protistas