Biología

Inicio Bacteriología, Microbiología, Patología Bordetella pertussis, la bacteria de la tosferina

Bordetella pertussis, la bacteria de la tosferina

Publicado por Ramón Contreras

La tos ferina es una infección de las vías respiratorias superiores. Entre sus síntomas más destacados están la inflamación de la tráquea y ataques de tos muy violentos, puedes leer más sobre la enfermedad en su artículo aquí (próximamente). Esta infección está causada por la especie Bordetella pertussis, aunque otras especies del grupo, como B. parapertussis causan versiones menos virulentas de la infección.

La bacteria detrás de la Listeriosis

Filogenia e historia evolutiva: Bordetella pertussis es la especie modelo del género Bordetella, siendo la primera especie aislada de las 9 especies que contiene el género y una de las 3 que infecta a humanos, aunque otras especies pueden infectar las vías respiratorias de otros animales, como perros, cerdos o aves. Todas ellas pertenecen a la Familia taxonómica Alcaligenaceae, siendo el género Bordetella el más importante de la familia, dentro del Orden Burkholderiales. A su vez forman parte de la Clase Beta Proteobacterias, del Filo Proteobacterias.

Descripción: B. pertussi es una bacteria de pequeño tamaño, gram negativa, con forma de cocobacilo y que es aerobio estricto. Esta especie no forma esporas y a diferencia de otras especies del género no tiene flagelos. B. pertussis produce la exotoxina pertussis, que tiene la capacidad de impedir la síntesis de proteínas en las células ciliadas del tracto respiratorio. La toxina produce necrosis debido a que produce una acumulación de AMP cíclico. De esta manera los cilios se detienen impidiendo la correcta hidratación de las vías respiratorias.

Distribución y hábitat: B. pertussis, y en general las especies del género Bordetella, son parásitos obligados, por lo que supervivencia fuera de un hospedador es baja. B. pertussis infecta primero las vías respiratorias superiores, el epitelio ciliado, y al avanzar la infección acaba colonizando los alveolos pulmonares y puede llegar a causar necrosis. El único animal en el que se ha encontrado B. pertussis es el ser humano. En medio de cultivo de laboratorio tienen unos requerimientos altos, se usa el medio Bordet-Gengou con alta concentración de ácidos grasos, cisteína y derivados sulfurados. Su temperatura de crecimiento es similar a la humana, entre 35 y 37ºC.

Interacción con el ser humano: B. pertussis fue aislada por primera vez en 1906 por el bacteriólogo O. Gengou y el médico J. Bordet (que recibiría el Nobel de medicina en 1919 por el descubrimiento de la capacidad bactericida del suero sanguíneo, debido a que eso suponía el descubrimiento los anticuerpos y el principio del estudio del sistema inmune). B. pertussis es la causante de la tosferina o tos ferina una enfermedad casi erradicada del primer mundo, gracias a la vacunación. La tosferina mata alrededor de 300.000 personas al año, principalmente en países en vías de desarrollo, donde se calcula que hay unos 30 millones de personas infectadas, principalmente niños no vacunados y personas inmunodeprimidas. El contagio de la tosferina se realiza por las microgotas respiradas o tosidas de los enfermos, entre los días 7 y 14 de la infección. La inmunización de la tos ferina se consigue con la vacuna DPT (que inmuniza contra difteria y el tétanos también), aunque para que sea efectiva se han de recibir las tres dosis prescritas.

Categorías: Bacteriología, Microbiología, Patología