Biología

Inicio Inmunología, Patología Shock anafiláctico

Shock anafiláctico

Publicado por Ramón Contreras

El shock anafilactico o anafilaxia es la reacción extrema de nuestro sistema inmune ante un alérgeno que activa la respuesta alérgica. Dependiendo de la gravedad de la alergia nuestro sistema inmune responde en lo que denominamos una reacción alérgica, o si es un caso extremo reacciona con un shock anafiláctico que puede llegar a ser causa de muerte.

Muchos alérgicos tienen inyecciones especiales que llevan consigo por si entran en choque. Son fáciles de poner y con un efecto muy rápido, si bien hay que ir al médico tras cualquier choque anafiláctico.

Historia: en 1902 el Dr. Portier y el Dr. Richet describieron por primera vez una reacción alérgica en perros ante el veneno de las medusas, probando que existía una profilaxis (prevención tras la exposición) y una anafilaxis (potenciación de los efectos negativos del venenos tras la primera exposición).

Causas: La responsables de esta letal inflamación causada como respuesta de las inmunoglobulinas E es la excesiva liberación de mediadores inflamatorios (histamina, triptasa o citoquinas) que en otras situaciones nos ayudan a luchar contra algún intruso, en esta situación se les escapa de las manos y si no se controlan pueden ser todo lo contrario a beneficiosos.

Síntomas: La respuesta de nuestro cuerpo ante un alérgeno se manifiesta de forma mucocutánea, cardiovascular y respiratoria. Es una situación en la que baja la presión, puede perderse la conciencia y el ritmo cardiaco aumenta para intentar contrarrestar la bajada de presión. Entre otros síntomas uno de los más impactantes visiblemente es la inflamación de las zonas que han entrado en contacto con el alérgeno. En el caso de una reacción alérgica causada por alimentos, la glotis puede verse reducida a causa de la inflamación, causando problemas respiratorios muy comunes en un shock anafiláctico y siendo una de los primeros síntomas que se observa para el diagnóstico. Además los pulmones suelen encharcare con la consiguiente posibilidad de edema pulmonar, muchas veces la causa de la muerte.

Tratamiento y diagnóstico preventivo: El problema es que un shock anafiláctico, como su nombre indica se produce en un tiempo muy reducido por lo que rara vez se puede llegar hasta un hospital. Normalmente la gente con graves alergias suelen llevar a mano el material necesario para una inyección de adrenalina intramuscular. Por suerte otras de las características de un shock anafiláctico es que tras el tratamiento adecuado revierte la inflamación en cuestión de minutos. Lo mejor es la profilaxis ante este tipo de problemas. Es necesario hacerse pruebas de alergias para saber a que se es más alérgico y no tomar medicamentos que contengan alérgenos reconocidos y muchas veces se recetan tranquiliantas puesto que el estrés puede llevarnos de una reacción alérgica a un shock anafiláctico. Si te empieza a picar la garganta y a pitar y crees qe puedes estar sufriendo una anafilaxia, cálmate busca tus medicinas y ves yendo al hospital. En general el pánico nunca ayuda a ninguna enfermedad, pero en este caso es importante, puesto que la respuesta inmune está muy sometida a ese tipo de respuestas.

¿Qué causa un choque anafiláctico? Como las alergias comunes casi cualquier sustancia con la que entremos en contacto puede ser la causa. Sin embargo, hay sustancias más propensas a este tipo de reacción hipersensibles, como por ejemplo el látex, algunos antibióticos, productos para contraste en radiografías o anestésicos, entre otros.

Categorías: Inmunología, Patología