Biología

Inicio Inmunología Intolerancia al gluten, celiaquía y reovirus

Intolerancia al gluten, celiaquía y reovirus

Publicado por Ramón Contreras

Las personas afectadas por la celiaquía y la intolerancia al gluten son cada vez más numerosas. Mientras que unos afirman que esto es debido a un mejor sistema de detección, lo que permite encontrar más casos, también se puede pensar que se están dando más casos de celiaquía en el mundo. La enfermedad está diagnosticada en alrededor del 1% de la población, y se estima que un 7% es intolerante al gluten en algún grado. El gluten es un conjunto de proteínas presentes en el trigo y otros cereales, principales fuentes de energía de la población Europea. En la composición del gluten encontramos la glicoproteína gliadina, que parece estar relacionada con el proceso autoinmune de la celiaquía.

Las personas celiacas presentan anticuerpos en su sangre contra la proteína gliadina, ya sea en su forma alfa, beta o gamma. En por eso que al consumir alimentos con esta proteína el cuerpo reaccione causando una inflamación del órgano en el que se encuentra, normalmente el intestino. Este proceso inflamatorio puede dar lugar a la larga a otros problemas intestinales, dependiendo de la gravedad de la intolerancia.

Encontrar las causas de esta reacción autoinmune ha sido una de las líneas de investigación más importantes entre las relacionadas con esta enfermedad. El siete de abril de 2017 se publicaba en la prestigiosa revista científica Science un estudio que parece indicar que los causantes de esta reacción autoinmune podrían ser unos virus, que se creía inocuo para la salud humana hasta ahora.

La investigación llevada a cabo por un grupo de médicos de varias universidades y hospitales americanos ha sido liderada por los doctores T. S. Dermody y B. Jabri, de Nashville y Chicago respectivamente. El estudio presenta un trabajo realizado en ratones en el que se infectan con cepas inocuas para los reatones y seres humanos y posteriormente se observa que estos roedores empiezan a presentar síntomas de intolerancia al gluten. Los roedores mostraban un aumento de antocuerpos relacionados con la defensa contra los reovirus. Como consecuencia de la aparición de anticuerpos en su sangre contra los virus, el estudio indica que se da una disminución de células T tolerogénicas, relacionadas con la tolerancia, modificando los anticuerpos mediante la vía del interferón de tal modo que los anticuerpos reconocían los antígenos relacionados con el gluten o la ovalbúmina. De manera complementaria, en el estudio se midieron los niveles de anticuerpos contra reovirus en pacientes diagnosticados de celiaquía y se comprobó que todos ellos presentaban unos niveles por encima de la media.

Los reovirus, que desencadenan una respuesta inmune protectora alteran la formación de los linfocitos T helper, TH1, alterando la iniciación de la inmunidad dependiente del factor 1 de regulación del interferón. Los linfocitos T forman parte de las defensas inmunes relacionadas con la mucosa intestinal donde intervienen en la defensa frente a posibles entradas de patógenos mediante la vía oral. Es por eso que la desregulación de este tipo de defensas puede dar lugar a intolerancias alimentarias.

Finalmente, el conocimiento de esta interacción entre los reovirus y las intolerancias alimentarias puede ser un primer paso a una vacunación preventiva que acabe con la enfermedad.

Categorías: Inmunología