Biología

Inicio Hongos El Reino de los Hongos

El Reino de los Hongos

Publicado por Ramón Contreras

Cuando se piensa en las plantas una de las primeras características que se les atribuye es la de ser organismos inmóviles. De la misma manera cuando se intenta diferenciar a los animales de las plantas una de las primeras cosas que se dice es que los animales no son capaces de realizar la fotosíntesis. A caballo entre estas dos características encontramos a unos organismos fascinantes, los hongos.

Tinción GRAM

Los hongos se caracterizan por ser seres unicelulares o pluricelulares con pared celular (como las plantas y las bacterias), pero de quitina (como los insectos). Estos organismos sésiles son heterótrofos, se alimentan de materia orgánica, como los animales. En cuanto a metabolismo son heterótrofos, como los animales, pero presentan rutas similares a las plantas de síntesis de terpenos y otros metabolitos secundarios.

Su reproducción consta de al menos una fase unicelular, que se realiza por medio de esporas que se forman por gemación o bipartición. Las esporas se dispersan como formas de resistencia esperando las condiciones favorables para su desarrollo. La estructura de los hongos es la hifa, una estructura celular lineal de crecimiento apical. Es por esto que los hongos presentan tejidos poco especializados, que los diferencian de las plantas (que poseen tejido vascular, xilema y floema). Por lo que no cuentan con raíces verdaderas si a penas tejidos definidos, salvo los reproductores.

Los hongos se caracterizan, además, por tener dos fases de reproducción. Una sexual, que forma las esporas que dará lugar a las hifas y otra asexual cuando una hifa forma directamente una espora (conidio) para dispersarse.
Los hongos pertenecen al Reino taxonómico Fungi y son un grupo realmente muy diverso. En comparación con los otros Reinos existentes (Plantae, Animalia, Bacteria o Archaea) el Reino Fungi está en constantes cambios de clasificación y de criterios para clasificar hongos. Actualmente este Reino consta de 5 Divisiones:

Ascomycota es la División con mayor cantidad de especies, 64.000, se caracterizan por la formación de esporas de tipo ascosporas endógenas. Una célula sexual llamada asca forma 8 esporas en su interior. Las células de sus hifas están separadas por pared celular formando los denominados septos.

Basidiomycota es la división en la que se clasifican las setas y hongos cuyo cuerpo reproductor presenta sombrero. Bajo el sombrero se forman las basiosporas en el basidio, una estructura pluricelular que forma 4 esporas. Esta División está emparentada estrechamente con Ascomycota.

Glomeromycota es una División del Reino Fungi antigua (aparecieron hace unos 600 millones de años), antes de que los basiodicetos y los ascomicetos se dividieran. Anteriormente se clasificaba dentro de la Divisón Zygomycota, pero las pruebas genéticas han establecido su diferenciación. Este grupo se diferencia de las otras divisiones por la falta de una reproducción sexual y, además, por el hecho de necesitar la simbiosis con plantas para vivir.

La división Zygomycota (antiguamente Amastigomicetes) cuenta con unas 1000 especies, que todas ellas forman zigosporas, caracterizadas por formar gruesas paredes y formar hifas no septadas (no hay pared celular entre las células de una hifa). En este grupo se incluye los denominados mohos.

Chytridiomycota es una división del Reino Fungi que cuenta con unas 1.000 especies, algunas de ellas son unicelulares y son los únicos hongos con gametos flagelados. Presentan zoosporas (asexuales) e hifas sin septos. Se considera a este grupo como el más antiguo del Reino Fungi. Son todos acuáticos, siendo la mayoría de agua dulce.

Categorías: Hongos