Biología

Histogénesis

Publicado por Ramón Contreras

Durante el desarrollo del embrión se van formando las capas germinales que darán lugar, con el tiempo y tras la diferenciación celular de miles o millones de células a diferentes tejidos que formarán órganos. Este proceso mediante el cual las células indiferenciadas dan lugar a tejidos específicos se denomina histogénesis. El primer paso de la histogénesis es la formación de las 3 capas germinales, de las que hemos hablado de forma extensa en 3 artículos dedicados: ectodermo, endodermo y mesodermo (próximamente).

Tinción GRAM

Cada una de estas capas dará lugar a diferentes tejidos, algunos de ellos mantendrán su posición relativa dentro del individuo y otros migraran durante su diferenciación hasta colocarse en su órgano de destino.

En general el ectodermo, la capa más exterior del embrión dará lugar a los epitelios, no solo al epitelio exterior sino también a los epitelios que recubren los órganos internos como el epitelio estomacal o intestinal (aunque teóricamente esos espacios se encuentran fuera del cuerpo), así como las glándulas de estos órganos, como las glándulas sudoríparas o el páncreas. Además a partir del ectodermo se formarán las capas regiones cerebrales más primitivas, como el rombencefalo o el mesencélafo. El ectodermo interviene en la formación del sistema nervioso gracias a que forma un surco en su superficie que después será invaginado para formar parte de la notocorda. Lee más sobre su origen aquí (próximamente). Por su parte el mesodermo dará lugar a la musculatura, el sistema circulatorio y a la sangre, los tejidos que consumen y transportan oxígeno. Además el mesodermo formara algunas de las vísceras, los huesos, el aparato reproductor y el urinario. Finalmente a partir del endodermo se generarán todo el sistema nervioso periférico, el sistema gastrointestinal y el respiratorio.

Dependiendo de la complejidad evolutiva de los seres vivos pueden tener solo 2 capas germinativas, en cnidarios y esponjas, o 3 en los animales más avanzados. El origen de las capas germinales se forma a partir de la mórula, cuando el zigoto se divide a partir de 2 células llega un momento en el que se forma una cavidad hueca en su interior. Mientras sigue aumentando el número de células se forma una introgresión de una parte de la esfera, formando así dos capas una externa y otra interna unidas a través de las células del poro. Dependiendo de la especie este proceso pasará entre la primera y la tercera semana de desarrollo del embrión.

Durante todo este proceso de división celular en el que el embrión aumenta de tamaño las células van cambiando su expresión génica debido a las señales que les llegan de las células vecinas y de su entorno. Gracias a esto se van estableciendo diferentes programas de expresión de proteínas que darán lugar a líneas celulares. Por ejemplo, todas las células del tejido muscular provienen del mismo tipo de célula indiferenciada pero debido a las señales que les llegan de las otras capas germinativas se desarrollan en tejido muscular estriado, liso o cardíaco.

El estudio de la formación de los tejidos durante el desarrollo del embrión es una herramienta de gran utilidad para entender diversas enfermedades derivadas de problemas en la señalización y el desarrollo de líneas celulares.

Categorías: Embriología, Histología