Biología

Alcaptonuria

Publicado por Ramón Contreras

La alcaptonuria (AKU) es una enfermedad humana, de herencia autosómica recesiva, poco frecuente. Dicha enfermedad está relacionada con la alteración en el metabolismo celular en la ruta de los aminoácidos aromáticos tirosina y fenilalanina, que provoca la acumulación de ácido homogentísico, un ácido fenólico que es una molécula intermedio en la ruta de degradación de los dos aminoácidos mencionados (además es muy frecuente el ácido fenólico en el madroño).

Síndrome de Dravet

El conocimiento de esta enfermedad se remonta al siglo XVI, primera vez que fue descrita una dolencia con unos síntomas que se relacionan con la enfermedad. Sin embargo, no fue hasta 1902 cuando fue descrita (genéticamente) por A.E. Garrod, siendo el primer caso conocido de una alteración genética que causaba la alteración de una ruta metabólica. Igualmente fue la primera enfermedad del ser humano descrita genéticamente como autosómica recesiva. Es por esto que Garrod describió el concepto de “error metabólico congénito”, desconocido hasta ese momento. Es gracias a este hallazgo que se considera a Garrod el fundador de la Genética Bioquímica.

Se debe a una mutación en el gen HGO que conlleva la deficiencia de la enzima homogentisato dioxigenasa, provocando la acumulación en el organismo de ácido homogentísico (AH), por defecto en la ruta de degradación de los aminoácidos.

La frecuencia de las mutaciones en genes que dan lugar a AKU es muy variable, afectando a 1/100.000-250.000 habitantes. Sin embargo, se han encontrado excepciones, zonas de alta consanguinidad, como República Dominicana y una región montañosa al este de Eslovaquia donde se ha observado una frecuencia de 1/19.000 habitantes afectados.

Los Síntomas aparecen a edad muy temprana, durante la lactancia pudiendo observar la alcalinidad de la orina. Ésta se vuelve oscura tras varias horas en contacto con el aire al oxidarse. Posteriormente se produce depósitos del pigmento ocronótico en cartílagos y en escleras. Hacia la cuarta o quinta década del paciente, los depósitos de pigmento ocasiona degeneración de las articulaciones mayores provocando una artropatía degenerativa conocida como artrosis ocronótica.

El Diagnóstico: Pruebas bioquímicas para detectar el AH en la orina al añadir un agente reductor, como el hidróxido de sodio. Sin embargo, en la actualidad se pueden detectar las mutaciones que tienen lugar en el gen HGO a través de su secuenciación.

No existe un Tratamiento eficaz para el déficit de HGO. Los principales síntomas del AKU, ocronosis y artrosis ocronótica pueden retrasarse con antioxidantes, aumentando la excreción de la orina y mediante el control de la dieta.
Alteración de la ruta: La homogentisato dioxigenasa es una enzima que se encuentra principalmente en el hígado y en el riñón. En personas sanas, el AH que proviene del metabolismo de la tirosina y fenilalanina es transformado, gracias a esta enzima en 4-maleilacetoacético y éste pasa a acetilCoA para su posterior degradación en el ciclo de Krebs a CO2 y H2O, obteniéndose energía en el proceso. Sin embargo, los individuos que padecen AKU presentan esta enzima no funcional. Por lo que acumulan en el organismo el AH dando lugar a los depósitos de esta sustancia en los diferentes órganos.

Puedes leer más sobre la enfermedad y las diferentes alteraciones del gen que se relacionan con ella en el artículo que le dedicamos aquí (próximamente).

Categorías: Bioquímica, Fisiología Animal, Genética, Patología