Biología

Inicio Fisiología Vegetal Giberelinas efectos y aplicaciones

Giberelinas efectos y aplicaciones

Publicado por Ramón Contreras

Las giberelinas (GA: del inglés giberelic acid) son una familia de moléculas que se sintetizan en determinados órganos de las plantas y viajan por el sistema de transporte vascular de la planta hasta alcanzar un organismo en el que desencadena una respuesta. Este tipo de moléculas, que se sintetizan en un órgano y tienen un efecto en otro se conocen como hormonas en animales y en plantas reciben el nombre de fitohormonas. Puedes leer más sobre las fitohormonas en general en el artículo que le dedicamos al tema aquí (próximamente).

Efectos de la sequía en las plantas

Existen 3 grandes grupos de fitohormonas dependiendo del precursor a partir del cual se sintetizan, las auxinas, las citoquininas y las giberelinas. Todas ellas actúan de forma conjunta para regular todos los aspectos de la planta, desde el crecimiento, la orientación de las hojas, la dirección de las raíces, la germinación, la floración, la maduración de los frutos etc. Por ejemplo, el ácido abcisíco (ABA) tiene un carácter antagonista con las GA en la germinación de las semillas, alargando la dormición de las mismas.

Las giberelinas son fitohormonas derivadas del GGPP (geranil geranil pifosfato), de las que se han descrito alrededor de 110 hormonas diferentes, aunque cada especie vegetal es capaz de sintetizar solo unas pocas de ellas. En general las GA son hormonas que contribuyen al crecimiento de la planta, al paso de estadios juveniles o embrionarios a etapas adultas.

Las giberelinas promueven la elongación de las células del tallo y su división de forma colaborativa con otra fitohormona, las auxinas. De esta manera las GA son una de las causas de la elongación de tallos y ramas (distancia entre nudos) en las plantas, hecho que se emplea en la agricultura para ayudar a la floración o a la generación de frutos mediante la adicción de giberelinas al sustrato. Del mismo modo las giberelinas estimulan la diferenciación celular, interviniendo en la floración primero y el crecimiento del fruto posteriormente. Algunas plantas deben pasar una etapa de frío (el invierno) para dar flores, es una señal ambiental para reconocer cuando empieza la primavera. Cuando estas plantas se siembran en otros lugares, más cálidos pueden no florecer debido a que no han pasado la etapa de frío adecuada. En estos casos se puede utilizar GA para activar la floración de las plantas, ya sea en un invernadero o al aire libre. De esta manera la etapa de frio que deben tener las plantas es más corta y la floración más rápida, lo que puede ser interesante para sacar productos al mercado en menor cantidad de tiempo.

En la germinación de las semillas las GA estimulan la síntesis de enzimas que contribuyen a degradar las sustancias de reserva de la semilla. En este ámbito las GA si se añaden artificialmente acelerarán el proceso, haciendo germinar antes las plantas o haciendo germinar semillas viejas que han entrado en una dormancia profunda.

Las GA tienen gran cantidad de aplicaciones agrícolas para la germinación de variedades enanas, la floración de plantas herbáceas (flores comerciales) o la elongación de tallos en hortalizas de las que se consumen estos, como el apio o la caña de azúcar o para reducir el tiempo de vernalización de tubérculos como la patata, que necesita un periodo de frio antes de generar tallos.

Categorías: Fisiología Vegetal