Biología

Inicio Fisiología Vegetal Ácido abscísico: la fitohormona de la dormancia

Ácido abscísico: la fitohormona de la dormancia

Publicado por Ramón Contreras

Las plantas, al igual que los animales, utilizan moléculas relativamente sencillas para enviar información de un lugar a otro del organismo. Este tipo de moléculas que se sintetizan en un tejido y tienen como diana otro se denominan hormonas, en vegetales se las conoce como fitohormonas. En la Guia2000 ya hemos hablado de algunas de las fitohormonas en general aquí y en concreto de los grupos más importantes como son: las citoquininas de las que puedes leer más aquí y las auxinas, con su artículo aquí.

Acido Abscísico, ABA

El ácido abscísico es una molécula que tiene efectos hormonales en las plantas conocida desde la década de 1960. Se denominó así debido a que intervenía en la abscisión (la separación) de los órganos y en la dormición de las semillas. El ácido abscísico es una molécula utilizada para la señalización desde pasos evolutivos muy tempranos, se encuentra tanto en animales y plantas como en hongos algas e incluso en procariotas.

Estructura química: el ácido Abscísico (ABA) cuenta con 15 carbonos 20 hidrógenos y 4 oxígenos. Su nomenclatura química es (S)-5-(1-hidroxi-2,6,6-trimetil-4-oxo-1-ciclohexil)-3-metil-cis, trans-penta-2,4-dienoico. Forma un sesquiterpenoide, con un anillo aromático. Existen dos conformaciones posibles o enantiómeros del ABA, dependiendo de la colocación espacial del carbono C1’, en la naturaleza se encuentra tan solo la forma S o positiva.

La síntesis de ABA se da en los cloroplastos y el citoplasma de las células de los tejidos vasculares de plantas. El ABA se sintetiza a partir de piruvato y gliceraldehído-3-fosfato (GA3P), dos moléculas muy comunes, procedentes de la degradación de la glucosa. En el cloroplasto estas moléculas se condensan para formar un compuesto de 5 carbonos (isopentenil pirofosfato) que entra en la ruta del mevalonato para formar la zeaxantina de 40 carbonos. A continuación la zeaxantina será dividida en varias xantoninas de 15 carbonos. Las xantoninas pasarán al citoplasma celular para ser tratadas por una enzima alcohol deshidrogenasa y una aldehído oxidasa que la convertirán en ABA.

El ABA se encuentra presente en los tejidos en su forma inactiva. Normalmente están inactivados por conjugación con glucosa, unidos por esterificación. Una vez realizada su labor el ABA entra en una ruta de oxidación que genera ácido faseico y ácido dihidroxifaseico que son muy poco reactivos.

Funciones: el ABA es un elemento indispensable para el control del crecimiento y desarrollo de la planta. El ABA inhibe el crecimiento con efecto contrario a las auxinas, giberelinas y citocininas. El ácido abscísico se encuentra en toda la planta, pero sus concentraciones son mayores en semillas y frutos jóvenes. En las semillas permite retrasar la germinación del nuevo individuo hasta que lleguen las condiciones favorables.

En situaciones de estrés la concentración de ácido abscísico aumentan. De esta manera se detiene el crecimiento de la planta en situaciones de bajo aporte energético. Entre otras acciones lleva a cabo el cierre estomático, a consecuencia del cambio en el potencial de membrana que desencadena en las células del estoma. Además en situaciones de estrés el Aba estimula la síntesis de compuestos que incrementen la estabilidad de las membranas y enzimas, para evitar el daño celular.

Categorías: Fisiología Vegetal