Biología

Blastocisto

Publicado por Ramón Contreras

El blastocisto es la estructura que forma el embrión animal (especialmente cuando nos referimos a mamíferos) tras unos 4 a 6 días de ser fecundado el óvulo. El blastocisto es la etapa embrionaria que comprende desde las 64 células hasta algunos cientos de células. Está formado por dos tipos celulares que se denominan trofoblasto y embrioblasto o masa celular interna. Además el blastocisto tiene una cavidad interna llamada blastocele. Cuando el nuevo individuo alcanza las 64 células se considera que empieza la formación de la blástula y termina la etapa de segmentación en la que las células se han dividido muy activamente por mitosis. La división durante esta etapa es tan rápida que no incluye las etapas G1 y G2, que son en las que las nuevas células aumentan de tamaño, por lo que se da división celular pero no aumento del tamaño del embrión recién formado. En ese momento el embrión está en la conformación de mórula y empieza a formarse una cavidad en el interior, el blastocele, aunque en el desarrollo de determinados grupos está cavidad no se forma. Los blastocitos o blastómeros, son las células indiferenciadas que forman la mórula, hasta las 64 células. No hay que confundir el término blastocito con blastocisto. Los blastocitos son células totipotentes, es decir, que tienen la capacidad de reproducir todos los tipos celulares. De hecho, si se cultivan en condiciones de laboratorio permanecen sin diferenciarse y se puede obtener cualquier tipo celular a partir de ellos, incluso recuperar un individuo nuevo.

En el paso de mórula a blástula los blastómeros exteriores, las células que forman la mórula, sufren variaciones morfológicas para transformarse en las células que conformaran el trofoblasto, la región del embrión que dará lugar a la placenta. Los trofoblastos serán los encargados de la inserción del embrión en el útero, gracias a su capacidad invasiva. Los trofoblastos forman una capa unicelular que además de la inserción embrionaria se encargarán de conseguir los nutrientes necesarios para que las células de su interior también puedan dividirse. Mientras que los blastómeros del interior de la mórula, que se agrupan formando una masa celular compacta en uno el polo que está en contacto con el endometrio de la madre, darán lugar a los blastocitos de la masa interna que serán los que den lugar al embrión.

Según el grupo de animales el blastocele es ocupado por las diferentes capas embrionarias (endodermo, mesodermo y ectodermo). Este proceso ocurre ya durante la fase siguiente de la formación del embrión, la gastrulación, en la que la masa interior de blastocistos llevara a cabo un proceso de cavitación en el que se invaginarán, internándose en el blastocele.

En la inseminación in vitro los óvulos fecundados se implantan en el útero de la futura madre durante el tercer día tras la fecundación, por lo que la formación de la blástula y el blastocisto, es importante para comprobar la viabilidad de los óvulos que se implantaran. Como el blastocisto todavía no se ha implantado en el útero se puede esperar hasta los 6 días, desde la fecundación para comprobar la viabilidad de los cigotos, aunque después esto no garantiza la implantación adecuada.

Categorías: Embriología, Fisiología Animal